3. ESTADO, GOBIERNO Y NACIÓN (LAS FORMAS POLÍTICAS).
3.1. Las formas políticas.
 Las formas políticas: se definen como la configuración jurídica del
modo del ejercicio y organización del poder político según una
interpretación ideológica, en una estructura social.33
Las formas políticas se refieren a:
 Formas de Estado.
 Formas de Gobierno.
 Formas de ejercer el poder político.
3.2. Las formas de Estado.
Atendiendo a su estructura, las formas de Estado se pueden clasificar en
tres grupos importantes:
a. El Estado unitario con una sola soberanía, población y territorio;
b. El Estado federal, que es aquel que está formado por otros
Estados, esto es, que comprende entre sus elementos
constitutivos, Estados menores (entidades federativas: Jalisco,
Michoacán, etc.), siendo un “Estado de Estados”; y,
c. La Confederación de Estados que es cuando varios Estados
(países), han decidido formar, en forma permanente y orgánica,
una unión, pero sin que desaparezcan como Estados, ni formar
una entidad superior a ellos, pero a la cual delegan ciertos y
limitados poderes (como ejemplo podemos citar al Reino Unido de
la Gran Bretaña, etc.).
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 46
El Estado unitario.
El Estado unitario dominado por una sola soberanía general y órganos
centrales de proyección nacional, es aquel que corresponde a una forma
centralizada, tanto en lo político como en lo administrativo. Históricamente este
tipo de Estado corresponde al régimen absolutista.
En el Estado unitario se forma un poder central, sin autonomía para las
partes o regiones que lo componen, y es el único que regula toda la
organización y acción de un poder único, que unifica y coordina a todas las
demás entidades públicas y privadas.
La idea de un poder central significa que de él emanan las decisiones
políticas fundamentales, sin que se desvirtúe la acción centralizada, por la
colaboración de entidades encargadas de mantener y ejecutar esas decisiones.
La fórmula es centralización política y centralización administrativa.
3.2.1. El Estado federal.
El Estado federal se caracteriza por una descentralización de forma
especial y de grado más elevado que se compone de colectividades miembros
dominados por él (entidades federativas), pero que poseen autonomía
constitucional y participan en la formación de la voluntad nacional,
distinguiéndose de este modo de las demás colectividades inferiores
(municipios, condados, distritos, etc.)34
En esta definición geo-social nos encontramos que la base del Estado
federal es la existencia de un territorio, una población y un régimen jurídico
general que determine una Federación representativa de la personalidad del
Estado y titular de la soberanía. Cada una de las partes mantiene una cierta
autonomía, en tanto que se limita el poder del gobierno central.
33 Verdú, pablo lucas, Curso de Derecho Político, vol. II, p. 209, ed. Tecnos, Madrid
34 Mouskheli, Teoría jurídica del Estado federal. P. 319.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 47
En el Estado federal mexicano se ofrecen los rasgos generales de la
teoría del Estado federal: Un orden jurídico integral que regula a la federación y
a los Estados miembros; la subordinación a un pacto general que define las
atribuciones de los órganos federales y la posición jurídico-constitucional de los
Estados miembros, a los que considera soberanos en cuanto a su régimen
interior, la forma de gobierno republicano, representativo, popular, teniendo
como base de su división territorial y de su organización política y
administrativa, el municipio libre, subordinado a las bases que el artículo 115 de
la Constitución señala.35
En resumen, El federalismo representa la forma territorial de la separación
de los poderes públicos bajo un régimen constitucional. El Estado federal es
una forma de Estado basada en una organización política donde cada Estado
miembro es libre y soberano en lo concerniente a su régimen interior, y
contribuye a la formación de la voluntad del Estado federal.
3.2.2. La confederación de Estados.
La confederación que precede al Estado federal tiene como base un pacto
internacional para realizar propósitos concretos, principalmente de carácter
defensivo. Las facultades de la confederación no pueden extenderse más allá
de lo pactado, ni implican intervención en los asuntos propios de un Estado
soberano. El gobierno central no aparece con mucho poder y las relaciones
entre los Estados no son muy rigurosas. Tampoco sufre restricciones la
soberanía de los Estados, pues estos continúan en el ejercicio pleno de sus
derechos.
35 Serra Rojas, andrés, op. cit. Pp. 618 y 619.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 48
3.3. Las formas de gobierno.
La expresión política de formas de gobierno alude a las diversas maneras
de organización de un Estado o al ejercicio del poder. Históricamente se
confunden Estado y gobierno, revistiendo formas diversas como la autocracia,
la monarquía, la república, la democracia y la dictadura.
El gobierno es la encarnación personal del Estado, que se manifiesta por
la acción de los titulares de los órganos. En general el gobierno se refiere al
funcionamiento general del Estado o conjunto de titulares de todos los poderes.
En particular se concreta en los individuos y órganos que asumen la acción del
Estado, ya sea el jefe del Ejecutivo o a sus órganos auxiliares.
El Estado es el todo, su unidad y su organización. El gobierno es sólo una
parte del Estado (es uno de sus elementos constitutivos: población, territorio y
poder soberano o gobierno propio), y es al que le corresponde la realización de
sus fines.
La clasificación tradicional que ha perdurado de las formas de gobierno
reduce a éstas en dos grupos:
 La monarquía
 La república.
Nosotros agregaríamos a las anteriores:
 Socialista o comunista
 Teocracia.
3.3.1 Gobierno monárquico o monarquía.
La monarquía aparece como el gobierno de un solo individuo, es
hereditaria, tradicional, conservadora, de clases privilegiadas que comparten
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 49
con el monarca sus privilegios y consideraciones. Tradicionalmente los
gobiernos monárquicos se apoyaban en la divinidad para justificarse y asegurar
su estabilidad o permanencia, en la actualidad buscan su sustento en un
consenso o apoyo popular.
Las monarquías pueden ser:
 Absolutas
 Limitadas o moderadas.
La monarquía absoluta se da cuando en el Estado una persona física es
la que ejerce el poder y en él se deposita la autoridad. El monarca puede ser
llamado rey, emperador, príncipe, etc. En las monarquías absolutas el rey es el
único titular de la soberanía y la ejerce en nombre propio. Las teorías
patrimonialistas de la edad media invocaron los derechos “eternos e inviolables
que dios había dado a los reyes”. Aquí no existe ningún orden jurídico que
pueda limitar la voluntad real.
Las monarquías pueden ser limitadas cuando el soberano está limitado
en su gobierno por la participación de clases o representantes del pueblo;
también se le llama “monarquía parlamentaria”. En la monarquía parlamentaria
el ejercicio del poder corresponde al parlamento en un sistema de
responsabilidad ministerial en el que el monarca se convierte en un símbolo de
unión, sin el ejercicio efectivo del poder.
La monarquía puede también estar limitada por la Constitución, en este
caso estaremos ante una “monarquía constitucional”. Las monarquías
constitucionales son el resultado de las luchas populares para subordinar la
acción del monarca a un orden jurídico determinado. La constitución es la
norma suprema y en contra de ella no puede prevalecer ninguna voluntad real.
La monarquía constitucional entrega al monarca el ejercicio pleno del poder en
los marcos que determina la Constitución. La monarquía es una forma de
gobierno que tiende a desaparecer en los pocos países que aún la mantienen.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 50
3.3.2. Gobierno republicano o república.
La república, es la forma de gobierno opuesta a la monarquía, (del latín:
res pública, o cosa pública). En este sistema, el poder lo tiene el conjunto de
ciudadanos. La república representa el equilibrio del poder, es decir, que el
poder no se concentra en una sola persona, sino que existen tres poderes: uno
para formular leyes; otro para aplicarlas, y un tercero para impartir justicia. Es
un sólo gobierno, pero con tres poderes. Es un sistema, régimen político, forma
de gobierno o modo de vida social, en que el pueblo dispone de los medios
idóneos y eficaces para determinar su destino, la integración de sus órganos
fundamentales o para expresar la orientación ideológica y substanciación de
sus intereses. La república es una forma de gobierno popular cuyo titular o jefe
del Ejecutivo no es hereditario, sino elegible por el pueblo o por sus
representantes. El ejercicio del poder es limitado y mantiene un régimen de
responsabilidades políticas.
Las repúblicas pueden ser:
 Presidencial
 Parlamentaria.
La república es presidencial si se toman en cuenta las facultades del
Presidente en relación con los otros poderes. El régimen presidencial mantiene
la división de poderes y los órganos públicos ejercen sus facultades con
independencia y moderada colaboración.
Existe también la república parlamentaria en que los representantes del
pueblo constituyen el parlamento (semejante a nuestra cámara de diputados),
ante quien los gobernantes rinden constantemente cuenta de sus actos. En la
república parlamentaria el Ejecutivo aparece como un órgano moderador,
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 51
dependiendo de la acción política del parlamento, que asume la dirección
política del Estado.36
Otras formas de gobierno actuales:
3.3.3. Gobierno socialista o comunista.
Se denomina gobierno socialista a aquel que se proclama perteneciente a
alguna forma del llamado socialismo, como sistema económico y social,
incluyendo la propiedad estatal o cooperativa de los medios de producción y del
suelo, si bien existieron grandes diferencias de concepto entre Estados
caracterizados por sí mismos como socialistas, los cuales, por razones
geopolíticas (o en el caso de la Unión Soviética de luchas por el poder),
terminaron por adoptar en su gran mayoría el sistema conocido como
socialismo en un sólo país37, según las ideas y prácticas políticas defendidas
por Stalin y otros seguidores. Se suele hablar de gobiernos nominalmente
socialistas en referencia a las llamadas democracias populares que tienen al
marxismo-leninismo o alguna de sus interpretaciones como ideología oficial, y
nunca de países capitalistas gobernados por partidos socialdemócratas, aunque
éstos en muchos casos se autodenominen socialistas.
Fueron asimismo calificados con el nombre de socialismo real o
socialismo realmente existente con el fin de diferenciarlos de las construcciones
teóricas y, en cierta forma, justificar las diferencias con éstas y con partidos o
grupos que pudieran considerarse socialistas pero opuestos a este tipo de
36 Serra Rojas, andrés, op. cit. Pp. 618 y 619.
37 Se conoce como Socialismo en un sólo país a la línea adoptada por el XIV Congreso del Partido
Comunista de la Unión Soviética, en diciembre de 1925. Según esta tesis, propuesta por Stalin, un país
atrasado como la URSS podía desarrollar y defender el socialismo sin que el «sistema imperialista»
hubiese sido derrotado en el resto del mundo, y que este sería, justamente, el mayor aporte de la clase
obrera soviética a la revolución mundial, esta teoría se oponía a la presentada por Trotsky, la Teoría de La
Revolución Permanente, que promulgaba la revolucíon mundial como unico garante de la victoria del
socialismo en Rusia, ya que ésta, al ser un pais atrasado no podía completar las tareas de la revolución
socialista, y al industrializarse no podía conformarse con hacerle contrapeso a las potencias occidentales.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 52
regímenes. Otras denominaciones que también se han empleado para referirse
a ellos a tal fin, en especial en círculos trotskistas, comunistas y libertarios, son
las de gobierno obrero con deformaciones burocráticas y, en términos más
estrictamente económicos, capitalismo de Estado. Tampoco es raro verlos
englobados dentro conceptos como el de estalinismo o maoísmo.
A veces también se emplea el nombre de forma de gobierno comunista,
en referencia al sistema de partido único y el gobierno del partido comunista.
La teoría marxista plantea al socialismo como fase siguiente al capitalismo
y previa al comunismo, en que el Estado dejaría de existir. Casi todos estos
gobiernos destacaron su carácter socialista en su nombre oficial y de los que
hoy existen (Libia, Corea del Norte, Cuba, China, Vietnam y Laos), lo siguen
haciendo. Así es que muchos de estos gobiernos contienen los adjetivos
popular, socialista y democrático en su denominación. Existen también Estados
que contienen estos términos en su nombre aunque no hayan adoptado ese
sistema, como la República Democrática Socialista de Sri Lanka o la República
Democrática Popular de Argelia.
A lo largo del siglo XX han sido varios los países que se han proclamado
como socialistas, destacándose entre ellos la Unión de Repúblicas Socialistas
Soviéticas, que existió hasta 1991, siendo fundada en 1922 como sucesora de
la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, a la que aglutinó junto
con otras cinco repúblicas, y que surgía tras la Revolución de Octubre de 1917,
siendo considerada a su vez como el primer gobierno socialista del mundo y por
algunos críticos como el único estado socialista genuino, en sentido estricto, al
menos hasta los años previos de su integración en la URSS, período
catalogado por muchos historiadores como el de la Rusia bolchevique.
La mayoría de estos gobiernos han surgido en Europa del este y el África
sub-sahariana, acompañados por algunos muy importantes en Asia oriental y
América del Sur (destacando en el Caribe Cuba). La mayoría de estos países
han resultado ir adoptando sistemas socio-económicos y políticos análogos o
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 53
afines al del llamado socialismo en un sólo país, propuesto y practicado por
Stalin, así como por otros políticos y gobernantes afines tales como Mao
Zedong en la República Popular China, o Kim Il Sung en Corea del Norte,
siendo tal sistema cuestionado por muchos de sus críticos o detractores como
contrapuesto a los principios del socialismo y a las ideas políticas y
revolucionarias de pensadores como Marx y Lenin, a los cuales, a través de las
doctrinas oficiales del marxismo-leninismo y del partido comunista proclama.
Algunos críticos han catalogado con posterioridad a estos sistemas como
capitalismos de Estado, atribuyendo el surgimiento de los mismos al fracaso
hacia principios de los años 20 (1920-1930) del sistema político legado por la
revolución rusa en su intento por consolidarse o subsistir, como consecuencia
del inicial aislamiento político y de los estragos causados por la llamada guerra
civil, en un momento en que del éxito de otros procesos revolucionarios en
Europa, tales como el de la revolución de noviembre de 1918, en Alemania,
podía depender el futuro en Rusia de la revolución.
La República Popular China, a pesar de estar gobernada por el Partido
Comunista de China y ser oficialmente marxista-leninista-maoísta, en los
últimos años ha reimplantado muchas características del sistema capitalista en
lo que denomina socialismo con características chinas. No obstante, este
retorno al capitalismo no es absoluto ni homogéneo, puesto que sólo se da en
las áreas costeras y grandes ciudades, y por otro lado la presencia estatal en la
economía sigue siendo enorme. También la República Socialista de Vietnam ha
dado algunos pasos en ese sentido.
Entre 1989 y 1992 dejaron de existir la gran mayoría de los países
socialistas del mundo. Antes de 1992, eran gobiernos socialistas: Angola,
Albania, Bulgaria, Camboya, Checoslovaquia, Corea del Norte, Cuba, Eritrea,
Etiopía, Hungría, Laos, Mongolia, Mozambique, Polonia, Republica Popular
China, Rumania, Republica Democrática Alemana, Somalia, URSS, Vietnam,
Yemen del Sur, y Yugoslavia.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 54
La República Popular Polaca volvió al multipartidismo y al capitalismo en
1990; la República Democrática Alemana fue absorbida por la República
Federal Alemana el mismo año. La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas
fue desarticulada en 1991, prohibiéndose acto seguido al Partido Comunista de
la Unión Soviética (PCUS). Los conflictos nacionalistas acabaron con la
República Federal Socialista de Yugoslavia un año después; destino similar
corrieron todos los restantes estados socialistas de Europa.
Por su parte, para la misma época los dos Estados socialistas africanos
más estables, Mozambique y Angola, abandonaron el marxismo-leninismo. En
América, Cuba mantuvo en líneas generales inalterable el sistema socialista,
pero se vio forzada a permitir la formación de empresas mixtas entre el Estado
y multinacionales para hacer frente a la precaria situación económica en que la
dejó la desaparición del Consejo de Ayuda Mutua Económica y con él sus
principales mercados, sumado al preexistente bloqueo de los Estados Unidos al
país caribeño.
En países que antiguamente eran repúblicas de la URSS como Moldavia,
Ucrania, Bielorrusia o la propia Rusia, los comunistas siguen siendo una
importante fuerza política. De hecho, el partido del Presidente moldavo es el
Partido Comunista de la República de Moldavia y en Rusia el Partido Comunista
de la Federación Rusa es el principal partido de la oposición a Vladimir Putin.
En Alemania el Partido de la Izquierda, heredero del Partido Socialista
Unificado de Alemania que gobernara en la RDA, es la segunda fuerza en la
antigua Alemania Oriental.
3.3.4. Gobierno teocrático o teocracia.
Estados Teocráticos: Antes de entrar de lleno en el estudio de la
teocracia como un sistema de gobierno conviene aclarar el significado
etimológico de esta palabra, así como la noción que actualmente se tiene de
ella. La palabra teocracia tiene su significado etimológico del griego: Theo, que
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 55
significa “dios” y Kratos, que significa fuerza o poder. En la actualidad se
conoce como la forma de gobierno en la que Dios, por medio de sacerdotes o
profetas, es el soberano, aquí todo acto social y civil se hace religioso.
Existen regímenes cercanos a la teocracia, sin llegar a serlo, como el
confesionalismo o Estado confesional, también llamado en algunos casos
teocracia laica, en dicho sistema el gobernante no es a la vez el sumo
sacerdote de la religión dominante, como si sucede en la teocracia, sino que se
trata de un gobierno simplemente partidario de una religión determinada.
Conocer el origen cronológico de la teocracia es una tarea imposible,
sabemos que se remonta a épocas lejanas en las cuales el hombre comenzó a
crear mitos sobre seres divinos que dominaban la naturaleza y algunos de estos
hombres, atribuyéndose la cualidad de ser descendientes de esos seres divinos
o simplemente profetas ungidos por ellos, iniciaron la lucha por el dominio del
poder sobre la colectividad en nombre de su dios.
El gobierno de base religiosa fue universal hasta la revolución francesa de
1789 que inició el régimen laicista eliminando la figura del rey y toda base preconstitucional
superior a la voluntad constituyente. Ese régimen no fue sólo
cristiano sino que se dio también y se prolonga hasta hoy en las religiones
orientales y totémicas o idolátricas. En ellas se supone que el poder sobre los
humanos y en las sociedades que, por ser natural, el hombre es animal social,
procede de dios, gobernante supremo. En los pueblos cristianos, según la
fórmula paulina Non est potestas nisi a Deo. En algunos pueblos, como el
judío antiguo, se suponía que era el mismo dios quien, por medio de
inspiraciones a una clase sacerdotal, gobernaba al pueblo de Israel, Se trataba
de una teocracia en la que los gobernantes civiles y religiosos se fundían en un
sólo poder. Pero, salvo excepciones, el gobierno divino se ejercía de modo
delegado por gobernantes que, al modo del Pontífice o Vicario de Cristo y su
Iglesia gobernaban en nombre de dios o (por la gracia de dios). Esta fórmula no
era pretensión superior hacia la divinización del propio poder, sino, al contrario,
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 56
un reconocimiento del carácter eclesiástico de su poder como ministros del
poder divino. En tales gobiernos la ley superior no era una constitución o
contrato social entre los ciudadanos sino la ley de dios para los cristianos. Es
decir, los mandamientos de la ley de dios. Por modo tal que no era lícito ni
posible legislar contra esa ley. Naturalmente los gobiernos de esta común base
religiosa eran diversos como diversas eran las religiones que los sustentaban,
pero en parte alguna existía un gobierno que se considerara laico o puramente
humano hasta la ilustración y la revolución francesa. Las tres grandes religiones
tenían por su parte y, como se sabe, un origen común en la primitiva revelación
abrahanica y en la Sagrada Escritura.
En la antigüedad destacaron varias teocracias por su significado histórico
y cultural, como por ejemplo:
a) Antiguo Egipto: La organización sociopolítica del pueblo egipcio obedeció
a la relación primaria que, desde un principio, se estableció entre la dimensión
religiosa y el aspecto económico de la subsistencia básica. Este esquema
mental prefigura como una forma de mando en la que es un solo individuo el
que reúne en sí los poderes político, judicial y administrativo, así como la
autoridad religiosa. De aquí que fuera el faraón quien ocupara el puesto
supremo en el gobierno, en la escala social, en la jerarquía sacerdotal y que,
además, fuera venerado como una divinidad, siendo este último aspecto de
gran relevancia, a esta forma de gobierno del antiguo Egipto, cuyo fundamento
era la religión, se le conoce con el nombre de teocracia egipcia.
b) América prehispánica: En el continente americano, antes de su
descubrimiento y, aun, posterior a ello, se registraron una serie de civilizaciones
que se regían por el sistema gubernamental teocrático, el principal de ellos fue
el Imperio Inca; El Imperio incaico era una teocracia basada en la agricultura y
en el sistema de ayllus, o grupos de parentesco, dominada por el inca, que era
adorado como un dios viviente.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 57
c) El pueblo Hebreo: conocemos a través de las antiguas escrituras el
carácter religioso del antiguo pueblo de Israel, sus reyes eran ungidos por los
sumos sacerdotes como reyes de su nación, nadie podía acceder al gobierno
sin el consentimiento de la iglesia hebrea. Los reyes de Israel eran personas
sumamente religiosas, en algunos casos, más sumergidas en los asuntos del
templo que el las tareas de gobierno, de alguna forma también eran
representantes de la religión.
Tratar todos los pueblos que han practicado la teocracia haría necesario
un estudio mucho mas extenso y detallado, ahora, la teocracia en la actualidad,
tiempo en que el Estado marcha hacia el laicismo, parece un modelo
anacrónico, son pocas las naciones modernas que han adoptado o continúan
practicando el modelo teocrático como forma política de gobierno.
En los países teocráticos ven a la religión como un sistema completo de
vida, se interesan más por el bienestar espiritual de las los gobernados que por
el bienestar físico y material de los mismos. Dirigen en materias financieras y
económicas de acuerdo a los principios y enfoques distintivos de cada religión.
Los gobiernos teocráticos interpretan a dios como creador del ser
humano, omnipotente y perfecto, de tal forma que las leyes y regulaciones que
se encuentran en las sagradas escrituras son igualmente perfectas por ser de
su inspiración. El hombre es considerado, sin discernimiento cierto y sus
aptitudes son limitadas para descubrir las leyes naturales de la vida, además, el
hombre no se considera sincero y objetivo en su conducta con las leyes.
En los Estados religiosos la ley esta íntimamente vinculada con el
pensamiento individual, por lo tanto la actuación de los individuos está regulada
no solamente por los organismo de coacción, sino también por la sociedad en
su conjunto, de allí derivan las posiciones fundamentalistas de este tipo de
sociedades.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 58
En la actualidad existen pocas naciones que mantienen la teocracia como
sistema político de gobierno, el régimen teocrático más representativo
actualmente es el Vaticano, el cual es una monarquía absoluta de carácter
electivo. Irán ha extendido su influencia por todo el mundo Islámico, es un
régimen de partido único y tiene en el Corán su fuente legal por excelencia. La
teocracia islámica más rigurosa, recientemente derrocada, fue el régimen de los
Talibanes de Afganistán. En el Tibet persiste una teocracia desde hace más de
500 años. Casos aparte son; Israel, más que un régimen teocrático es un
régimen confesional aunque dominado por los integristas judíos, también se
dice que es una teocracia laica ya que la religión está indisolublemente ligada a
la existencia del Estado de Israel. Irlanda es un país oficialmente católico y el
Reino Unido es anglicano.
3.4. Las formas de ejercer el poder político.
 Autocracia: Sistema de gobierno impuesto por una autoridad que no
reconoce límite alguno a sus atribuciones y poderes.
 Democracia: Es un sistema, régimen político, forma de gobierno o modo
de vida social, en que el pueblo dispone los medios idóneos y eficaces
para determinar su destino, la integración de sus órganos fundamentales
o para expresar la orientación ideológica y substanciación de sus
intereses.
 Laicismo: Doctrina que propugna por la independencia del hombre, la
sociedad y el Estado, respecto a toda influencia religiosa.
 Elitismo: Se da cuando una minoría intelectual, científica o política, goza
del poder de decisión o de influencia fuera de su esfera formal de
competencia.
 Populismo: Doctrina política que se propone defender los intereses y
aspiraciones del pueblo en su conjunto.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 59
 Paternalismo: Doctrina según la cual las relaciones laborales y políticas
entre gobernantes y gobernados deben basarse en un trato familiar,
apoyado en la autoridad y el respeto recíproco. Esta teoría somete a los
subordinados a una minoría de edad mental y jurídica permanente.
 Plutocracia: Gobierno de los ricos. Predominio político de la clase más
rica de un país.
 Dictadura: Sistema político en el que una persona, que puede ser el jefe
del ejercito, o un pequeño grupo (élite militar), ejerce el poder sin
limitación legislativa alguna. Supone pues la ausencia de todos los
derechos políticos y ciudadanos y la represión de cualquier forma de
oposición organizada.
 Burocratismo: Es el sistema de gobierno en el cual la burocracia
(trabajadores del Estado), es la clase dominante de un país.

Bibliografia:
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
 
Top