miércoles, 8 de febrero de 2012

Las ciencias penales


1.1.10. Las Ciencias penales
Como lo señalo Francisco Pavón Vasconcelos “Con el nombre de las
Ciencias Penales se comprende un conjunto de disciplinas científicas, tanto de
naturaleza filosófica como jurídica y causal explicativa, que hacen el objeto de su
estudio al delito, al delincuente y a las penas y medidas de seguridad”4.
Las Disciplinas Penales mas reconocidas, a través del tiempo son:
1). Antropología Criminal
Tiene por objeto el estudio del hombre delincuente e investiga las causas
Biológicas y Psíquicas del Delito.
Su principal exponente lo fue Cesar Lombroso, que le siguieron Garófalo y
Fioretti, quienes consideraban que el delito tiene un origen atávico y patológico,
con regresión a lo salvaje, que encuentra su base en la epilepsia, donde
identificaba como probables criminales a aquellos sujetos que tenían una mirada
dura y cruel, sonrisa cínica, estatura baja, cráneo pequeño, frente ancha, tez
pálida, es decir un probable loco moral, donde el delito es una enfermedad.
Según esta posición, las causas del delito son:
 Un ser atractivo con regresión a lo salvaje. Hombre no pleno.
 Epilepsia. Hombre con temperamento iracundo, morboso, impulsivo y
contradictorio o falta de inhibición.
4 PAVÓN Vasconcelos, Francisco. Op. Cit.
28
 Defectuoso funcionamiento de las glándulas de secreción interna. Tiroides,
hipófisis, suprarrenales, paratiroides, genitales, timo pineal.
 Anormalidades físico psicológicas, que son consecuencia de las anteriores.
 Herencia Genética.
 Las Psicologías, (Defendidas por una variante más de la A.C., que se conoce
como la PSICOLOGÍA CRIMINAL) que dicen que el delito es un producto de la
inadaptación social a causa de los complejos y de sus efectos sobre el yo, el
super Yo y el ello. El super yo es la parte socialmente adaptada de la
personalidad anímica, su fracaso es el delito.
Veiga de Caravalho señala a la antropología criminal:
En la fase netamente biológica relaciona las anormalidades somáticas y
psíquicas de los delincuentes y concluye que el delito tiene un origen atávico y
patológico. En la segunda fase, llamada biosocológica se atiende además a
causas mesológicas creando clasificaciones de los delincuentes y reconociendo
que hay factores diversos a los biológicos que pueden determinar el delito, como
el ambiente.
2). Sociología Criminal
Surge como oposición a la primera frase de la Antropología Criminal. Su
principal exponente fue Enrico Ferri.
Comprende las causas individuales y ambientales del delito con la
antropología criminal y la estadística criminal, respectivamente, indica los
29
remedios preventivos y represivos de la defensa social contra los delincuentes, y
estudia el ordenamiento jurídico represivo.
Esta posición considero que es el medio social es factor preponderante en
la producción del crimen. Y estos factores son: las condiciones naturales del
medio circulante, la raza, el sexo, la edad, profesión, política, religión, cultura y
economía entre otros determinantes sociales.
Es importante mencionar, que la Antropología fue la primera disciplina que
le dio sustento científico al origen de la delincuencia, terminando con escrúpulos y
perjuicios que en su época eran determinantes en el señalamiento de La
responsabilidad de los presuntos delincuentes; más con todo, el surgimiento de
esta ciencia penal llegó a un momento de cerrazón, al no dar opciones a otras
causas de la delincuencia que no fueran las antropológicas. Sin embargo, sus
propios seguidores como Enrico Ferri, fueron los mismos que proporcionaron el
cambio, dando origen a la Sociología Criminal. La que en una etapa inicial quiso
también incurrir en el mismo error que la anterior, es decir enfrentarse
mutuamente una teoría con otra y solo señalar como causas de la criminalidad los
factores sociales.
Ambas posturas no son perfectas, pero sus condiciones han sido definitivas
para estar más cerca de la comprensión del origen de la Delincuencia, para así
atacarla.
Y es así, como actualmente se toma lo mejor de una postura, para seguir
evolucionando científicamente en el ámbito explicativo de la criminalidad.
Estadística Criminal
“Es un instrumento útil para la determinación de las causas generadoras de
la delincuencia. Permite deducir conclusiones de la representación numérica de
30
los hechos y sentar generalizaciones aproximadas. Sin embargo, como la
formación de toda estadística requiere personal especializado y datos veraces, no
suelen las estadísticas al uso proporcionar elementos validos de trabajo”5.
Estadística Criminal que ha dado excelentes resultados a instituciones
como las Procuradurías Generales de la Republica y Generales de Justicia de los
Estados, en la lucha contra la delincuencia, la Suprema Corte de Justicia de la
Nación y Supremos tribunales de Justicia de las Entidades, en los record
procésales, decisiones de tribunales que pueden constituir Jurisprudencia, y a
todos los organismos que estén interesados seriamente en conocer la evolución,
desarrollo o retroceso de la criminalidad, sus causas y medidas de seguridad.
Ejemplos:
 Cuales son las conductas criminales más comunes, los lugares más propicios,
los horarios o circunstancias determinante, para así poder establecer medidas
de prevención adecuadas.
 Que tipo de personas son las que más se inclinan por cierto tipo de conductas
criminales.
 Cuáles han sido las penas o sanciones más exitosas.
 Que acciones son las mas deficientes o en qué etapa del procedimiento penal,
surgen el mayor numero de irregularidades.
Tratado de las penas, que estudia a estas en si, su objeto y caracteres
propios, su historia y desarrollo, sus efectos prácticos, sustitutivos; lo mismo hace
con relación a las medidas de seguridad.
5 CARRANCA y Trujillo, Raúl. P. 48.
31
Las penas, es quizás el temas mas discutido a lo largo de la historia del
Derecho Penal, ya que las mismas constituyen uno de los principales objetos de
regulación. Por lo tanto, la Penología, o como se le denomine posteriormente,
siempre buscara encontrara sustento ético y social, valedero para la aplicación de
una pena , ya que si la misma, no se encuentra en esta dirección, se afirmara que
la pena solo buscara reprimir al ser humano, predominando intereses políticos,
económicos o de otra especie. Eso no quiere decir, que no se deba ser objetiva y
evolutiva, ya que de lo contrario no garantizaría la seguridad social.
Endocrinología (Gómez Robleda)
La vida física y moral del individuo están determinadas por los efectos el
funcionamiento de las glándulas de secreción interna que, cuando es defectuoso
constituye el origen de los delitos.
Gómez Robleda
Determina las causas generales de la delincuencia presentando una
representación numérica de los hechos y asienta generalizaciones aproximadas.
Criminología
Los dogmáticos de la criminología coinciden en afirmar que no existe un
concepto o definición universal unificado de lo que es la criminología, sino que a
través del tiempo han venido surgiendo diversas definiciones que se han ido
adaptando por sus autores a las necesidades o circunstancias actuales de cada
época, por lo que se señalaran algunos de ellos.
Rodríguez Manzanera: Es una ciencia sintética, causal, explicativa, natural
y cultural de las conductas antisociales.
32
Kaiser G.: Es el conjunto ordenado de saberes empíricos sobre el delito, el
delincuente, el comportamiento socialmente negativo y sobre los controles de esa
conducta.
Garcia Pablos de Molina: Es la ciencia empírica e interdisciplinaria, que se
ocupa del estudio del crimen, de la persona de infractor, de la víctima y el control
social del comportamiento delictivo, y trata de suministrar una información válida,
contrastada, sobre la génesis, dinámica y variables principales del crimen,
contemplado éste como problema individual y como problema social, así como los
programas de prevención eficaz del mismo y técnicas de intervención positiva en
el hombre delincuente.
Se dice que el primero en utilizar la palabra criminología fue el antropólogo
Francés Pablo Topinard (1830-1911), pero quien internacionaliza ese término fue
el jurista Rafael Garofalo, juntamente con Cesar Lombroso y Enrico Ferri, quienes
son considerados los tres grandes fundadores de la criminología.
Etimológicamente la palabra criminología deriva del latín crimen-crimines,
y del griego logos (tratado).
“Son múltiples las definiciones dadas sobre la criminología, pero todas
ellas guardan rasgos comunes, para Mariano Ruiz Funes comprende, como
ciencia sintética, el estudio biológico, psicológico y sociológico de la criminología.
Lavastine y Stanciu considera que el estudio completo e integral del hombre, con
las preocupaciones constantes de conocer mejor las causas y remedios de su
conducta antisocial. Por ultimo, José Almaraz Harris dice que se afirma que la
criminología estudia el delito y el delincuente, a fin de descubrir las causas de la
delincuencia”6.
6 PAVÓN Vasconcelos, Francisco. Op. Cit. P. 36.
33
Su preocupación básica es la Prevención y, bastaría decir que la
Criminología es la Ciencia Penal que explica el origen de la criminalidad y la
forma de evitarla o enfrentar, respetando siempre al ser humano.
Psicología criminal (Freud Adler)
La actividad criminal tiene sus causas en los caracteres psicológicos del
delincuente.
Penólogia (Foucault)
Estudia el objeto, caracteres, historia, desarrollo, efectos prácticos y
sustitutivos propios de las penas y las medidas de seguridad.
Examina el cumplimiento de las penas.
La ciencia penitenciaria es una de las subdisciplinas (examina las
penas privativas de libertad).
La pedagogía correccional cobra singular importancia, su fin es el
de orientar la ejecución del castigo, para lograr la inserción del individuo
en la sociedad.
Es el estudio sobre la moralización, criminalización, caracterización
patológica y psicológica de la conducta social desviada.
Política Criminal
Política: Por política general debemos entender, que es una ciencia referente al
estado o el arte de gobernar o de hacer gobierno, y por Estado debemos entender
como, el ente social compuesto por un territorio, por un gobierno y por una
población, esto último como sociedad organizada para el cumplimiento de las
normas más elementales de la convivencia social. Política y derecho, por lo tanto,
34
son términos que aparecen estrechamente unidos. Los vínculos que existen entre
ambos y los confines respectivos constituyen una materia de estudio que reclama
preferentemente la atención de los tratadistas de derecho político.
Para quien estudia el derecho penal, la política tiene un interés remoto y
próximo, o mejor dicho, un interés genérico, mediato que se remonta a las líneas
generales del conocimiento relativo a los medios más adecuados para obtener el
fin del estado que en resumen no es sino el buen gobierno de la sociedad y un
interés específico, inmediato, que recae sobre la forma singular en que la política
ejerce su acción en la esfera de los hechos incriminables y de las sanciones
correspondientes.
El estado como ente jurídico social creado por el mismo hombre, a través de
sus distintas instancias implementa una serie de acciones y estrategias para
garantizar el bienestar, la armonía, la convivencia y la seguridad del hombre en
sociedad, a esas acciones se les denomina política. Esta política, esta formada de
ejercer el gobierno, tiene que dividirse en tantos campos o áreas como sean las
necesidades del hombre o de la sociedad, de tal forma que podemos encontrar una
política económica, educativa, jurídica, que la falla de todas estas harán necesaria
la implementación de una política criminal. La aplicación a logro de los objetivos
particulares de las primeras, contribuirán enorme mente con uno de los pilares de
la política criminal, que es la prevención, la falla de las mismas haría que entraran
en acción, lo cual no es recomendable, puesto que el otro pilar es la represión.
Definición de Política Criminal
Verbal. Viene a ser el arte de legislar. Conjunto de principios que se basan en la
investigación científica del delito y de la eficacia de la pena, por medios de los
cuales se lucha contra el crimen, con el auxilio de los medios penales y de las
medidas de seguridad.
35
Viene a ser de igual forma el arte de imponer las penas, así como la forma de
prevenir los delitos.
Conceptual. El Estado busca reaccionar contra el crimen, a esa acción
planteada de procedimientos preventivos y represivos contra el crimen es
comúnmente atribuida a la noción de política criminológica. La política
criminológica, como cualquier otra política, es comandada por un discurso
orientado que propone un conjunto de estrategias o procedimientos por medio de
los cuales el Estado y la sociedad organizan sus respuestas al problema de la
criminalidad, lo que excluye una respuesta aislada, unilateral, de tendencia
reactiva, en la cual sólo predomine el carácter represivo de la acción estatal.
La expresión “política criminológica” surgió en el año de 1803, asociada al nombre
del profesor alemán Juan Anselmo Von Feuerbach, como sinónimo de teoría y
práctica del sistema penal designado “el conjunto de los procedimientos represivos
a través de los cuales el Estado reacciona contra el crimen.
También se dice que es una ciencia de la observación o de estrategia metódica de
la reacción anticriminal, cuya actuación consistiría en la reacción organizada y
deliberada de la colectividad contra las actividades delictivas, desviadas o
antisociales.
Real. Es necesario distinguir entre la praxis de la política criminológica y una
política criminológica teórica. La primera se integra del conjunto de actividades
empíricas organizadas y ordenadas a la protección de individuos y sociedad en la
evitación del delito. La segunda aparece constituida por un conjunto de principios
teóricos que habrían de dotar de una base racional a la referida praxis de lucha
contra el delito; en donde la clave radica precisamente en determinar qué significa
racional y cuáles pueden ser los criterios de racionalidad.
En todo caso, es lo cierto que tales principios de la política criminológica se
concretan en la adopción de diversas formas de evitación del delito (estrictamente
36
preventivas unas; represivo-preventivas, las otras). En buena medida la política
criminológica se manifiesta en una serie de instrumentos que deben asociarse
nominal o tácticamente a la producción presente o futura del delito en orden a
evitar que éste se produzca o se reitere.
De acuerdo a lo anterior se puede determinar que la política criminal, es el
conjunto de acciones implementadas por el estado- gobierno, con el propósito de
prevenir y reprimir, en su caso, el delito.
También se ha señalado que la política criminal se ha conceptualizado como
aquellas acciones establecidas por el estado para prevenir, disuadir, combatir y
reprimir las conductas antisociales, las cuales pueden convertirse en delito, y poner
en peligro o dañar los bienes necesarios para la convivencia social y desestabilizar
las instituciones públicas y privadas. La Política criminal también debe de alcanzar
lo concerniente a la corrección o readaptación de los transgresores de la ley.
Las acciones que el gobierno ha realizado, sobre políticas contra conductas
antisociales, han ido variando así como la sociedad evoluciona y va creando
nuevas necesidades de la misma forma van desapareciendo otras conductas que
en su momento fueron importantes. Lo que implica que conductas punibles han ido
desapareciendo su sanción, así como en otras conductas ha aumentado esta,
como también, conductas que no eran consideradas relevantes para el derecho
penal, hoy lo son.
El objeto de estudio de esta ciencia son los medios de prevención de las
conductas antisociales, medios que le son propuestos por el resto de la
enciclopedia de las ciencias penales.
Son muchas las veredas por las que la política y el derecho se asocian. Sólo en
la política encuentra el derecho sustento y viabilidad y sólo en el derecho,
encuentra la política rumbo y ritmo. Por ello se ha dicho que política sin derecho, es
como navegar sin brújula, y derecho sin política es como navegar sin agua.
Definitivamente no podemos concebir a uno sin el otro, uno indica el camino que se
37
debe de seguir hacía un objetivo y el otro señala cuales son las condiciones que se
tienen que cumplir en ese camino.
La política y el derecho se deben de asociar como dos caras de la misma
moneda o como melodía y armonía, en una sinfonía, pero no concebimos a ambas
disciplinas disociadas. Derecho y política se pertenecen y tienen como
determinantes a voces de la enciclopedia humanística, tan conspicuas como
democracia, justicia y sociedad.
Relación de la Política Criminal y el Poder Legislativo
Nuestros legisladores tienen de entrada que analizar, que el proyecto que se
tiene en las manos sea una necesidad y un sentir social, de tal forma que tienen
que interpretar ese sentir, a efecto de que pudiese seguir el proceso legislativo que
la ley contempla. Conciente estamos que, un proyecto de ley no sale tal y como
ingreso al congreso de la unión a alguna de sus cámaras o ambas, de ahí que
muchas iniciativas de ley se tengan que concensar, no se entienda esto que se
tienen que poner de acuerdo los partidos políticos o sus agremiados, sino que se
tiene que informar a la sociedad en general de lo que se esta cocinando como una
nueva ley, para ver si conviene o no a los intereses de la sociedad en general.
La política criminal no nada más es crear normas sino la aplicación correcta
de estas. Podríamos con buen criterio dividir la política criminal en diferentes
momentos y veremos que solamente alguno de ellos interviene dentro de las
ciencias jurídicas represivas.
Un primer momento de la política criminal, el legislativo, uno de los más
importantes, sin embargo, no es el más importante. En México padecemos de una
verdadero legislomanía, le damos a la ley atribuciones mágicas que no tiene.
Cuando queremos resolver un problema hacemos una ley y creemos que con esos
38
se resolvió un problema, entonces tenemos una de las colecciones de leyes más
impresionantes del mundo, con treinta y tres códigos penales, treinta y tres
procesales penales, etcétera; llegamos a absurdos como el de la legislación del
departamento del Distrito Federal, en que encontramos que hay hasta un
reglamento de cómo aplicar los primero auxilios.
Así pues, no es raro que, ante la comisión de un crimen con las
características sensacionales, se llega a desatar tal conmoción colectiva que,
incluso, llega al país a la promulgación de leyes casuísticas, eminentemente
represivas, que en modo alguno contribuyen a la erradicación del mal perseguido.
Estos dos fenómenos, la inflación penal y la superstición de la ley han sido
abundantemente estudiados por los criminólogos contemporáneos, y se consideran
en todo el mundo como graves problemas ha resolver por la política criminal, lo que
indica la necesidad más de deslegislar, que de legislar.
La ley lejos de ser sentida como protectora, puede ser percibida como
violencia, inflacionista y cambiante, no puede ser conocida razonablemente. Desde
luego que es básico el arte legislativo, ya que no se trata nada más de hacer leyes,
sino de hacer leyes coherentes, de hacer leyes que se cumplan; el hacer leyes que
nunca se van a cumplir es simulación y este es uno de los puntos en los que la
política criminal es básica.
La justicia y la seguridad pública no sin quehaceres públicos que se
puedan cumplir intramuros, en la intimidad del cubiculo; por el contrario, son
funciones que por su naturaleza viven y conviven con el pueblo, en ejercicio
cotidiano de democracia plural y autentica; no podrían ser de otra manera.
A lo que se aspira a una justicia de ventanas de cristal a una justicia que
todos vean y a la que todos tenga acceso con sus demandas; a lo que se aspira
una seguridad pública eficaz y proba, si, pero sobre todo cabalmente callejera, que
es donde discurren los aconteceres de la conducta y la interrelación humana. Lo
39
que en definitiva se pide, se reclama, es una justicia para el pueblo, es una justicia
para todos.
Con lo anterior se observa que el legislador al legislar las leyes debe
observar que estas busquen una democracia y justicia social, es decir, que vayan
dirigidas hacía la mayoría que es el pueblo, y no que solamente se legisle por
circunstancias políticas, partidistas o personales, ya que esto es muy común,
observando que la mayor de las veces que se legisla en materia penal, es
únicamente para crear delitos y penas sin ton ni son, y que estas van dirigidas
hacía la clase más desprotegida, como ejemplo tenemos el robo, observando que
ante el aumenta del índice delictivo lo que se hace es implementar las penas, en
lugar de que el legislados busque aplicar penas adecuadas que evite la
criminalización, o bien que se busque crear empleos, ya que se ha demostrado que
esta es una de las formas de evitar éste tipo de ilícitos, ya que normalmente lo
cometen las personas de escasos recursos económicos.
Encausar esa tarea originaria del gobierno con el apoyo y participación
insoslayable de la población, y logra su auténtica democratización, implica trabajo
mayúsculo, lleno de picos y pliegues, que ha de abordarse con enorme pasión e
infinita paciencia.
La política criminal debe enmarcarse dentro de las grandes políticas públicas
y hoy, cuando vemos desarrolladas con gran fuerza y extensión políticas de salud,
mineras, forestales, pesqueras, etcétera, extrañamos una política criminal más
desarrollada. Se cae en el simplismo de atribuir delictuales casia a la simple
maldad de las personas, disposición que encuentra su máxima expresión con las
declaraciones en abril de 1996 del Diputado Dador Paya.
Aparte del derecho penal, la política criminal estudia y analiza otros ámbitos
jurídicos y extrajurídicos que contribuyen a la prevención del delito. Luego, con
base en lo anterior es que decimos que es una disciplina que determina, con base
en criterios técnicos- jurídicos y políticos, en primer término, aquellas conductas
que deben ser consideradas y en su caso tipificadas como delitos y, en segundo
40
término establece los medios que resulten adecuados, posibles, eficaces y
necesarios en su prevención.
Desde el punto de vista metodológico, tenemos que la política criminal se
aprecia en tres fases, a saber: la orientación en la creación legislativa, de
orientación para el trabajo dogmático y de crítica del derecho penal en vigor.
En efecto, la política criminal actúa orientando al legislador en su labor
creadora del derecho penal o de nuevas instituciones jurídicas o extrajurídicas,
encaminadas a la prevención del delito. Por cuestiones propias de una adecuada
metodología, la política criminal parte del ordenamiento legal vigente al que dirige
su análisis y evaluación crítica de la que puede derivarse propuestas para su
modificación, actualización e, inclusive, su derogación a abrogación. Pero esto no
quiere decir de ninguna manera que no se puede realizar trabajo político en materia
de criminalidad en momentos previos a la existencia de un cuerpo legal, ya que
será precisamente esta aportación la que facilitara o encausara la creación
legislativa.
Siendo de manera muy importante la producción legislativa para la prevención de
los delitos, ya que en la medida que se legisle adecuadamente se evita la
comisión de los delitos, por lo tanto se debe de buscar normas y penas
adecuadas, las cuales sean adecuadas y proporcionales a las conductas
realizadas, así como que están sean cumplidas evitando la impunidad.
1.1.11. Ciencias Auxiliares Del Derecho Penal.
El Derecho Penal Completa su función, cuando éste es aplicado
debidamente a los casos concretos, identificando al responsable de un delito o al
ejecutante o participante de un hecho criminal; o bien cuando sanciona
correctamente a éstos o aplicándoles las medidas adecuadas a los imputables y,
finalmente, cuando en la reclusión o internación o bien libres, las personas sean
41
readaptadas o rehabilitadas para que se incorporen y sean aceptados por la
sociedad a la que pertenecen.
Pero el Derecho Penal, como norma jurídica, no es auto suficiente para
cumplir con estos objetivos, necesita del auxilio de otros conocimientos científicos
y para ello, hace uso del saber humano, inclinándose principalmente por las
áreas siguientes:
Medicina Legal
Es el conjunto de conocimientos médicos utilizados por la administración de
justicia, para dilucidar o resolver problemas de orden civil, criminal, o
administrativo, y para ayudar a la formulación de algunas leyes.
Es el conjunto de conocimientos médicos dirigidos a resolver problemas de
esta índole, que se plantean por el derecho.
Fernández Pérez Expresa que “La Medicina Forense es una disciplina de
aplicación de conocimientos científicos, de índole fundamentalmente médica, para
la resolución de problemas biológicos humanos que están en relación con el
derecho.
Son temas de la medicina forense:
Función pericial del Médico Forense, decálogos médico forenses.
Documentación Médico Forense; certificados, lista internacional de las
enfermedades, informes y dictámenes.
Responsabilidad profesional; secreto profesional.
42
Traumatología Médico Forense; lesiones.
Número de agresores; suicidio y sus relaciones con el homicidio.
Del homicidio al suicidio; eutanasia
Asfixiología.
Tanatología.
Las nuevas fronteras de la muerte.
Levantamiento del cuerpo.
Necropsia médico forense.
Exhumación
Embalsamamiento
Sexología forense.
Obstetricia médico forense; aborto, infanticidio.
Identidad e identificación médico forense.
Como podemos observar la medicina forense es muy amplia y supera en
mucho la idea de algunas personas que creen erróneamente que se reduce a la
Tanatología, es decir, a las necropsias, para determinar causas de muerte.
La Psiquiatría Forense.
Cuyo objeto de estudio lo constituyen los estados psíquicos anormales y
las conductas de los sujetos que la sufren.
 La Química
 La Física
 Las Matemáticas
 La Biología...Por señalar algunas.
Cabe destacar que todo este conocimiento científico es revisado,
sistematizado, utilizado y dirigido a objetivos del Derecho Penal, por los que se
43
conformó una nueva disciplina que se denomina CRIMINALISTICA. Que es el
conjunto de conocimientos especiales que sirven de instrumento eficaz para la
investigación del delito y del delincuente para que se apliquen las penassanciones-
medicas de seguridad correspondientes.
Aplica fundamentalmente los conocimientos, métodos y técnicas de
investigación de las ciencias naturales en el examen de material sensible
significativo relacionado con un presunto hecho delictuoso.
Es la ciencia que se encarga del estudio de la evidencia física
resultante de un hecho determinado, con la finalidad de aportar sus
pruebas a favor de las autoridades encargadas de la procuración y
administración.
Sin embargo vale la pena expresar, que si bien a lo largo de la historia del
Derecho Penal. Han surgido generaciones de grandes jurista científicos que
aportaron invaluables conocimientos sobre el origen del delito y su investigación,
también cierto es que son los menos los que los han aprovechado, ya que no se
han democratizado estos beneficios, siendo sólo unos cuantos los que pueden
acceder a ella, por ejemplo, solo la persona Acusadora en el proceso que esta a
cargo del Ministerio público o en parte acusada que es poderosa
económicamente. Pero que pasa con la contraparte, que por lo general es Pueblo
Pobre, verdaderamente puede pagar en número y en calidad una defensa que se
apoye en los avances que ofrecen los Peritos Criminales Modernos, pues si la
respuesta es no, difícilmente podrá obtener una decisión favorable, ya que el juez
solo resuelve en base a lo probado.
1.2. Antecedentes del Derecho Penal.
44
1.2.1. Evolución Mundial Del Derecho Penal.
Debemos empezar aceptando que para tratar completamente la Historia
del Derecho Penal, se tendría que dedicar todo un tratado en varios volúmenes,
sin embargo, nuestra intención solo se centra en presentar una visión sintetizada
de su evolución en el transcurso del tiempo.
Esta evolución se distingue por las cuatro fases o etapas siguientes:
I. Fase O Etapa De Venganza
Donde el hombre ante una agresión recibida, obtenía su satisfacción
mediante otro acto violento. A su vez este momento, se subdivide en cuatro
tiempos mas:
a) Venganza Privada. El hombre reacciona a la ofensa con la defensa
puramente animal en un juego de fuerzas naturales donde no puede hablarse de
justicia. Luego los vínculos de sangre y la convivencia social, transportan la
reacción de lo individual a lo colectivo, y la venganza se convierte en un derecho
que la gens le debe a cada uno de sus miembros, y cuando la reacción de la
venganza intragupal se convierte en un riesgo, surgen límites en el talión (se cobra
con la misma ofensa) y en la composición (rescate del derecho de venganza por
medio del pago hecho por el ofensor con animales, armas o dinero).Donde el
individuo se hace justicia por si mismo. Ley del Talión, Ojo por Ojo Diente por
Diente.
b) Venganza Familiar. Donde cualquier miembro de la familia afectada
causa daño al ofensor.
c) Venganza Divina. Donde se entremezclan rituales mágicos y
hechiceros, donde las faltan constituían un castigo por sacrilegios contra la
divinidad.
45
d) Venganza Pública. Al organizarse el Estado se traspasó a órganos
especiales (jueces y tribunales) el arreglo imparcial de las penas arrancándolo a
los ofendidos y limitando su derecho a la venganza. Se organizó todo un sistema
probatorio y la pena se fue objetivando e independizando del sujeto que la
señalaba (legislador), e incluso del que la ejecutaba (autoridades
administrativas).Ya no era del religioso el poder, la venganza se encontraba en
manos del Rey, Monarcas, Emperadores, Señores Feudales o representantes del
poder público.
Esta etapa caracterizada por la Deshumanización, injusticia y crueldad en
las penas.
II. Fase O Etapa Humanista
Con las ideas de los filósofos de la ilustración se logró limitar el ejercicio
abusivo del poder, y consagrar el principio de absoluta legalidad del derecho
penal, y humanizando la aplicación de las penas. Surge como antecedentes de la
Revolución Francesas, como respuesta a la fase anterior, en una reacción
Humanista en materia Penal, donde se pretende dar un giro absoluto y radical a la
dureza del castigo. Destacándose los nombres de Cesar Beccaria y John Howard.
III. Fase O Etapa Científica
A pesar de la humanización de las penas las concepciones penales eran
abstractas hasta este momento en que las ciencias criminológicas lo consideraran
como efecto de diversos factores de la personalidad del delincuente.
En esta etapa se mantienen los principios de la fase humanitaria, pero se
profundiza científicamente respecto del delincuente. Se considera que el castigo
no basta, por humanizado que sea, sino que además se requiere llevar a cabo un
46
estudio de personalidad del sujeto y analizar a la victima, conocer el por que del
crimen saber cual es el tratamiento adecuado para readaptar al sujeto y sobre
todo prevenir la posible comisión de delitos”.
IV. Fase Intimidatoria
A pesar de la institucionalización de las penas, las clases dominantes las
emplearon para someter a los dominados en una cruel represión y la máxima
inhumanidad de los sistemas (v. gr. la inquisición).
1.2.2. Escuelas Jurídico Penales ó Evolución de las Ideas Penales.
En estrecha relación con el tema anterior, se debe abordar la evolución de
las ideas penales, es decir las aportaciones de los juristas y científicos penales a
la construcción del saber en la materia, es decir, saber que se debe entender por
Delito, Pena, Medidas de seguridad, sus causas, sus efectos, formas, pero sobre
todo conocer la Ser Humano desde la óptica del Derecho Penal, cuyo
conocimiento es vital para entender las actuales figuras e instituciones.
Por lo tanto, vamos a conocer los principios básicos sustentados por la
principales Escuelas Penales, que son las siguientes:
Escuela Clásica
Representantes: Francisco Carrara, Romagnosi, Hegel, Rossi y
Carmignani.
Postulados:
47
 Libre albedrío al momento de cometer delito, razón por la cual la persona es
responsable.
 Niegan el Determinismo social o natural.
 Igualdad de Derechos.
 Responsabilidad Moral. Derivada del Ejercicio del Libre Albedrío, por que el
hombre sabe lo que es bueno y es malo y, si decide por lo ultimo debe ser
castigado.
 El Delito como entidad jurídica. Con base en el delito (objetivo- real) se castiga
al delincuente . Sin importar las circunstancias internas a lo que llevo a su
comisión, es decir, no le interesa el delincuente.
 La pena en función de la gravedad el delito, no en función de la peligrosidad
del delincuente.
 Método Deductivo, por que se pensaba en un mundo del deber ser, no se
concebía partir de situaciones reales, para después formular reglas generales.
 Clasificación de Delitos por ser lo mas importante.
Sus funciones son:
 Libre albedrío.
 Igualdad de derechos.
 Responsabilidad moral.
 Objeto: el delito (jurídico).
 Método: deductivo (especulativo).
 Pena proporcional al delito.
 Clasificación de delincuentes.
48
Escuela Positivista
 Negación del libre albedrío.
 Responsabilidad social.
 Objeto: el delincuente.
 Método: inductivo (experimental).
 Pena proporcional a la peligrosidad.
 Prevención más que represión.
 Medidas de seguridad.
 Clasificación de delincuentes.
 Sustitutivos penales.
Exponentes: Enrico Ferri, Rafael Garófalo y Cesar Lombroso.
Postulados:
 Negación del libre albedrío. Afirman que el hombre no escoge libremente y de
manera consciente del mas sobre el bien, puesto que es ente natural y, en
algunos casos, con anormalidades que evitan su sano y libre discernimiento.
No puede elegir.
 Responsabilidad social. Si la sociedad en ocasiones es quien determina por su
influencia negativa, que el hombre comete delito, o bien, por cuestiones
biológicas o psicológicas, también lo haga, es menester que la sociedad se
responsabilice de prevenir el delito, protegerse de este y ayudar al
delincuente.
 Delincuente punto central.
49
 Método Inductivo. Es decir que a partir de estudios realizados acerca de un
delincuente o sujeto antisocial concreto, llegar a determinadas conclusiones y
desarrollar hipótesis, con lo que crean tesis relacionadas con el
comportamiento criminal.
 Pena proporcional al estado peligroso del delincuente.
 Lucha por la prevención del delito y no por su represión.
 La medida de seguridad es mas importante que la pena.
 Clasificación del Delincuente no del delito.
 Definen los sustitutivos de la pena, la pena no es lo mejor ya que es cruel, Por
ejemplo, trabajo a favor de la comunidad, tratamiento psicológico o religioso.
Escuelas Eclécticas
Las escuelas eclécticas son las tres LA TERZA SCUOLA, LA ESCUELA
SOCIOLÓGICA Y LA ESCUELA TÉCNICO JURÍDICA, las cuales aceptan y
niegan postulados tanto de la Escuela Clásica como de la Positivista, y
excepcionalmente aportan algo propio y significativo. Como todo en la historia,
ante dos posturas polares o radicalmente opuestas, surge una que trata de
conciliar ambas posiciones”.
Bastaría comentar por el momento, que las aportaciones de estos juristas,
son el sustento de nuestras actuales posturas de cómo debemos entender al
Derecho Penal, a nosotros nos corresponde participar en la evolución humanista
del mismo.
50
Ecléctica (Carnevale, Alimena, Impallomeni)
a) Terza scuola
Distingue las disciplinas jurídicas y las empíricas, estableciendo para las
primeras el método lógico-abstracto.
Concibe al delito como un hecho complejo, como fenómeno social
causado naturalmente y como producto de factores endógenos y exógenos.
Rechaza la tipología de los delincuentes de los positivistas, reconociendo
sólo a los ocasionales, los habituales y los anormales.
Concilia las penas con las medidas de seguridad.
No opta por el determinismo radical positivista ni por el albedrío clásico.
El fundamento de la pena es la responsabilidad moral, y la posibilidad de
aplicar medidas de seguridad dependerá de la peligrosidad o temibilidad del
delincuente.
La finalidad de la pena no es sólo castigar al culpable sino corregir y
readaptar socialmente al delincuente.
Ecléctica ( Von Listz, Prins, Von Hamel)
b) Escuela Sociológica
Su planteamiento filosófico es un pragmatismo que implica el análisis y
conocimiento de la realidad social.
Ve al delito como un fenómeno natural y jurídico que por lo tanto debe ser
estudiado empírica y dogmáticamente.
51
Reconoce a las penas y las medidas de seguridad.
El fin primordial de la justicia penal es la defensa social.
El estado peligroso sustituye a la responsabilidad moral como fundamento
de la pena.
Se desconoce al libre albedrío pero se admite la existencia de una
impresión de libertad interna en el individuo.
Ecléctica (Rocco, Manzini, Massari, Battagliani)
c). Escuela Técnico Jurídica
Revaloriza el método lógico abstracto.
El delito es un ente eminentemente jurídico que genera un vínculo entre
los gobernados y el Estado.
Para determinar la imputabilidad hace a un lado el libre albedrío.
Distingue a los sujetos imputables y os inimputables.
Reconoce como consecuencias jurídicas del delito a las penas y las
medidas de seguridad.
Compartir:

Páginas vistas en hoy

Archivo del Blog

Ultimas publicaciones

Articulo de hoy

Comparación entre sistema inquisitivo y el sistema acusatorio

Sistema inquisitivo En la historia del Derecho Procesal, encontramos dos sistemas importantes: El Acusatorio y el Inquisitivo que, con ...

Seguidores