miércoles, 8 de febrero de 2012

LOS PARTIDOS POLÍTICOS.


6. LOS PARTIDOS POLÍTICOS.
6.1 Definición conceptual y elementos.
La denominación de partido político deriva del latín pars partis, que
significa parte o fracción; y del griego polis que significa ciudad, es decir, que en
base a sus raíces partido político significa una fracción de la ciudad). No
obstante tal significado etimológico ha ido evolucionando hasta adquirir su
significado actual. En nuestro tiempo la concepción de partidos políticos es la
de grupos organizados que se proponen conquistar y mantener el poder con el
fin de hacer valer el programa político, económico y social que comparten sus
miembros, es muy difícil intentar una definición que abarque todos los
elementos necesarios para lograr representar objetivamente esa realidad
política, sin embargo, daremos como válida la siguiente definición:
 Partidos políticos: son agrupaciones organizadas con carácter
permanente, cuya finalidad es gobernar o participar en el gobierno
mediante la proposición o designación de personas para ocupar puestos
públicos.
Esta definición arroja los siguientes elementos:
a) Organización: Ya que cuentan con un grado importante de
organización, que los diferencia de otros grupos políticos, poseen
una estructura a nivel nacional, estatal, distrital, municipal y seccional
(comités, secciones, células y milicias), así como con sus estatutos
que rigen su vida interna.
b) Permanencia: Destaca la importancia de la permanencia, que
distingue a los partidos de los movimientos sociales y de las
facciones o clientelas formadas en torno a un caudillo transitorio, es
decir, son organizaciones cuya esperanza de vida política es superior
a la de sus dirigentes.53
53 Schwartzenberg, roger gerard (1977), Sociologie politique, editions montchrestein. P.476
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 91
c) Finalidad: la finalidad de los partidos es su acción gubernamental,
es decir, asumir formalmente los poderes del Estado (Proponiendo
candidatos a cargos de elección popular). Y aunque otras instancias
como los medios de comunicación y los grupos de presión también
tratan de obtener poder, no es su intención asumir el control de los
órganos gubernamentales.
6.2 Antecedentes históricos de los partidos políticos.
Al igual que muchas instituciones políticas y jurídicas, como la democracia
y el sistema representativo, el antecedente histórico más remoto de los partidos
lo encontramos en la Grecia clásica (siglo IV a.C.), en donde existieron
divisiones en partidos o grupos políticos formados por hombres libres, que se
unían a favor o en contra de determinadas personalidades, sin embargo, esto
no ocurría en forma de partidos organizados, sino como unión espontánea de
una clientela en torno a un patrón que se obligaba a defender los intereses de
sus protegidos y a cambio recibía de ellos el voto, como una expresión de
reconocimiento.
6.2.1 Origen y desarrollo de los partidos políticos en la historia universal.
Mucho tiempo después, en el siglo XVII, aparecen en Inglaterra los
primeros antecedentes de los partidos políticos, al darse una confrontación
entre el parlamento y la corona. A este movimiento social y político se le
denominó “La revolución gloriosa” sus consecuencias, fueron que trasladó el
centro del poder, que hasta entonces había correspondido al rey o a la corona,
de manera totalitaria, debido a su régimen monárquico, para depositarlo en el
parlamento. Otra de sus consecuencias fue el surgimiento de los primeros
grupos políticos. Los Whigs, que pugnaron por la capacidad del parlamento
para defender los intereses de la burguesía emergente, propusieron la
tolerancia en materia religiosa y exigían mayor participación política.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 92
Por otro lado surgió el partido de los Tories, compuesto por integrantes
de la aristocracia tradicional, que estaban a favor de los privilegios reales. En
las primeras asambleas parlamentarias se inició la formación de grupos de
Diputados unidos por su afinidad ideológica, como cada uno contaba con
simpatizantes en sus circunscripciones electorales, se produjo la unificación de
comités de campañas y se formaron grupos parlamentarios, dando origen a
formaciones políticas estables.
Para mediados del siglo XVIII (1761), las elecciones raras veces se
realizaban con corrección, los cargos de representación eran adjudicados por
unos pocos ciudadanos con derecho al voto. En los primeros tiempos de la
democracia representativa no era muy bien visto el espíritu partidista. David
Hume (1711-1776), realizó la siguiente crítica en contra de la formación de
partidos políticos: “La influencia de las facciones es directamente opuesta a la
de las leyes, subvierten el gobierno y suscitan la más fiera animosidad entre los
hombres de una misma nación que debían prestarse ayuda mutua”.
No obstante las críticas los partidos irrumpieron en la vida política, como
un fenómeno característico del Estado occidental industrializado, que de ahí fue
exportado al resto del mundo, a partir de fines del siglo XIX.
Generalmente, los partidos políticos tienen su origen en otras formas de
agrupación previas, que pueden ser de diversa índole: Sindicatos, agrupaciones
agrícolas, clubes de discusión política, asociaciones de intelectuales, grupos
estudiantiles y universitarios, logias masónicas, sectas religiosas, grupo de
comerciantes e industriales, facciones que se desprenden de un partido ya
constituido, etc. Los partidos surgen debido a la modernización de los Estados,
que incorporan a las masas populares a la vida política, ya que quienes desean
llegar al poder o mantenerlo deben asegurase un determinado grado de apoyo
popular, es decir, se trata de necesidades sociales de participación, pero no
sólo es esa necesidad la que da origen a los partidos, ya que podríamos hablar
de necesidades de estructuración u organización social o de las necesidades de
segregación.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 93
La necesidad de estructuración que da origen a un partido político, se
presenta cuando un régimen se constituye a partir de un movimiento
revolucionario que llega al poder a través de una lucha armada, como por
ejemplo, el Partido Republicano del Pueblo, creado en Turquía en 1923, y el
Partido Revolucionario Institucional, creado en 1929 en México.
Como ejemplo de la necesidad de segregación puede señalarse al
partido separatista de Québec (Canadá), que en realidad busca una separación
y no una integración.
Durante mucho tiempo los partidos políticos no fueron objeto de ninguna
regulación jurídica, se consideraba que su existencia y funcionamiento
pertenecían a la esfera privada y que no tenían relación alguna con las
instituciones estatales.
En Latinoamérica el primer país que reguló (jurídicamente) en su
Constitución, a los partidos, fue Uruguay en 1917.
En 1936, al triunfo de la revolución soviética, el Partido Comunista pasa
de la clandestinidad al poder, el nuevo régimen le otorgó el papel de conductor
de la sociedad y lo reconoce en el artículo 126 de la Constitución.
Después de la segunda guerra mundial, diversos países reconocieron en
su Constitución a los partidos políticos, en muchos casos buscando proscribir a
los partidos fascistas.
En 1946 en Francia, el proceso de elaboración de su Constitución sólo
recogió referencias irrelevantes a los partidos.
La Constitución Italiana en 1947, avanzó un poco más al establecer que
todos los ciudadanos tienen derecho a asociarse libremente en partidos
políticos.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 94
En Alemania, la Constitución de 1949, estableció los principios rectores
de la formación y funcionamiento de los partidos políticos.
En los Estados Unidos de América, su Constitución no hace referencia
alguna a los partidos políticos.
En Latinoamérica tampoco se reconoce históricamente a estas
organizaciones, actitud que se ha denominado “la conspiración del silencio”, por
lo tanto, la Constitución uruguaya parece haber sido la primera en el mundo en
establecer y reconocer formalmente los partidos.
6.2.2 Origen y desarrollo de los partidos políticos en la
historia de México.
En el sentido estricto del término, los partidos políticos aparecieron en
México hasta después de la revolución de 1910. El porfiriato carece de acción
partidaria, ya que el régimen fuertemente autoritario, militarista y personalista de
Díaz, había impedido la existencia de partidos.
En 1919 se funda el Partido Comunista Mexicano (PCM), proveniente de
la vinculación con el partido comunista de la ex Unión Soviética, sostenedor de
la ideología marxista-leninista. Sufrió represión oficial, desaparición y asesinato
de sus miembros y trabajó en la clandestinidad, es la izquierda histórica de
tendencia socialista. Algunos de sus fundadores: Manabendra Nath Roy, Frank
Seaman, José Allen, Hipólito Flores, Leonardo Hernández y Manuel Díaz
Ramírez.
En 1929, Plutarco Elías Calles, crea el Partido Nacional Revolucionario
(PNR), antecedente del PRI, y se establece en México un sistema de partido
ultra dominante constituido por una amplia coalición de fuerzas, que se
organizaron diez años después de la revolución mexicana. Originalmente
estaba integrado por cuatro sectores: el militar, en donde se agrupaban los
combatientes de la revolución; el obrero, constituido por sindicatos; el
campesino, que aglutina a agrupaciones agrarias; y el popular, integrado por
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 95
diversas asociaciones profesionales y gremiales, generalmente de carácter
urbano. A este fenómeno integrador se le denomina corporativismo.
En 1938 el PNR, cambió de nombre por el de Partido de la Revolución
Mexicana (PRM).
En 1946 el PRM, adoptó el nombre de Partido Revolucionario Institucional
(PRI). En toda la larga etapa, desde 1929 hasta 1961, el PRI, como partido
oficial, ganó todos los puestos de elección popular, desde los cargos
municipales hasta la presidencia de la República, (esta última la conservó hasta
el año 2000, en que fue derrotado por el PAN), recurriendo sistemáticamente a
la manipulación de la legislación y de los organismos electorales (dependientes
del PRI – Gobierno) e incluso, de ser necesario, al fraude electoral, para
asegurar su hegemonía política y el control gubernamental.
En 1939 se funda el Partido Acción Nacional (PAN), por Manuel Gómez
Morín, Miguel Estrada Iturbide, Jesús Guiza, Carlos Ramírez e Isaac Guzmán,
de tendencia derechista, estrechamente vinculado a la iglesia católica.
Tradicionalmente fue considerado un partido elitista y conservador, sin embargo
en los últimos años se ha abierto más a la sociedad incluyendo entre sus
miembros y simpatizantes a ciudadanos pertenecientes a las clases medias y
populares. Sus principales bastiones se localizan en el sector financiero,
comercial y empresarial. Sus cuatro principios fundamentales son: La eminente
dignidad de la persona humana, la primacía del bien común, la solidaridad, y la
subsidiaridad. A lo largo de su historia el PAN había ganado (hasta 1995), 4
gubernaturas, el gobierno municipal de 11 capitales y 218 municipios. Sin
embargo su logro más importante es haber ganado la elección presidencial del
año 2000, con su candidato Vicente Fox Quesada. Asimismo, se adjudicó el
triunfo en la elección presidencial de 2006, con su candidato Felipe Calderón,
en unos comicios por demás reñidos y cuestionados, en donde las cifras
oficiales le dieron al PAN el 35.89% de los votos dejando al PRD con el 35.31%.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 96
En 1948, se crea el Partido Popular Socialista (PPS), de izquierda
moderada, por Vicente Lombardo Toledano (cofundador de la CTM), este
partido adoptó una ideología socialista, retoma los principios del materialismo
histórico y dialéctico como expresión de la lucha de clases, apoya a la clase
obrera proletaria y se manifiesta en contra del imperialismo (de EUA), y de las
tesis neoliberales (actualmente no cuenta con registro).
En 1952, se crea el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana
(PARM), por algunos militares carrancistas y villistas encabezados por Jacinto
B. Treviño. Esto tras la desaparición del sector militar del PRI. Este pequeño
partido ha tenido escasa fuerza electoral y una mínima representatividad
parlamentaria y municipal. Sus porcentajes de votación nacional generalmente
han estado por debajo del 3%, excepto en las elecciones de 1998, en donde se
integró al Frente Democrático Nacional (FDN), que apoyó la candidatura
presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas, obteniendo el 6.2 % y 30 diputaciones.
(Actualmente no cuenta con registro).
En 1979, obtuvieron su registro condicionado los siguientes partidos:
a) El Partido Demócrata Mexicano (PDM), de derecha radical, vinculado al
movimiento cristero de los años veinte, conocido como sinarquistas. Logró el
apoyo de pequeños sectores marginados del campo, a los que atrajo una
ideología populista vinculada al pensamiento social de la iglesia católica.
Participó en cuatro procesos electorales federales obteniendo el 2.5, 3, 3 y
1.3% de la votación nacional, respectivamente para un total de 34 diputaciones
durante su existencia. Algunos de sus fundadores fueron Ignacio González
Golláz y Gumesindo Magaña Negrete.
b) El Partido Socialista de los Trabajadores (PST), que presentaba una
plataforma de izquierda moderada, generalmente vinculada a las posiciones del
PRI, contendió en los comicios federales de 1979, 1982 y 1985, obteniendo
porcentajes de votación nacional del 2.5, 2.7 y 3.0% respectivamente para un
total de 33 diputaciones. Posteriormente se transformó en el Partido del Frente
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 97
Cardenista de Reconstrucción Nacional (PFCRN). Sus principales fundadores
fueron: Rafael Aguilar Talamantes, Graco Ramírez y Juan Ignacio Valle.
c) El Partido Comunista Mexicano (PCM), del cual ya se habló anteriormente, y
que fue el antecedente del Partido Socialista Unificado de México (PSUM).
En 1981, el Partido Comunista Mexicano (PCM), cambió de nombre por el
de Partido Socialista Unificado de México (PSUM).
En 1982, obtuvo su registro el Partido Revolucionario de los Trabajadores
(PRT), de ideología trotskista. En 1985 logró el 1.5% de la votación nacional y
acreditó 6 Diputados. Para el proceso siguiente perdió su registro. Su fundadora
fue Rosario Ibarra de Piedra.
En 1985, consiguió su registro el Partido Mexicano de los Trabajadores
(PMT), con una ideología de izquierda, pero manifestando la pretensión de
hacer una interpretación del marxismo, más nacionalista y apegada a las
circunstancias específicas de México su figura principal fue Heberto Castillo.
En 1987, se crea el Partido Mexicano Socialista (PMS), de la fusión de
cinco organizaciones de izquierda, entre las que destacan por su trayectoria el
PMT y el PSUM. Algunos de sus fundadores fueron Heberto Castillo, Antonio
Becerra, Eraclio Zepeda y José Hernández Delgadillo.
En 1988, el PST, cambia su denominación por la de Partido del Frente
Cardenista de Reconstrucción Nacional. (PFCRN). Su Líder fue Rafael Aguilar
Talamantes.
En este mismo año lanza su candidatura presidencial Cuauhtémoc
Cárdenas, quien siendo militante del PRI, Gobernó Michoacán por ese partido,
pero encabezó una escisión del mismo denominada “Corriente Democrática“,
en torno a la cual se agruparon los partidos PPS, PARM, PFCRN y el PMS.
Los partidos que apoyaron a Cárdenas, quien presentó originalmente su
candidatura por el PARM, no se integraron formalmente como coalición, sino
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 98
que lo registraron como candidato común formando el denominado “Frente
Democrático Nacional” (FDN).
En 1989, se constituye formalmente el Partido de la Revolución
Democrática (PRD), con el registro que le fue cedido por el PMS y con la
agrupación de diversas organizaciones, que le dan un carácter plural, producto
de las más diversas vertientes que le dieron vida, que van del nacionalismo, a la
izquierda democrática; de grupos que participaron en los movimientos armados
de los años setenta, a los ciudadanos que por primera vez militaban en un
partido. Para las elecciones de 1991, el PRD obtuvo el 8.3% de la votación
nacional y 41 escaños, en las de 1994 obtuvo el 17% que le permitió obtener 71
diputados. Para las elecciones de 1997 el PRD logró el 26% de la votación
nacional y 123 escaños. En las elecciones del año 2000 encabezó una coalición
de partidos denominada Alianza por México que obtuvo el 16.64 % de la
votación nacional y 54 diputaciones. Finalmente, para las elecciones
intermedias del 2003, ya sin coalición, obtuvo el 17 % y 95 diputados. Para los
comicios de 2006, el PRD lideró una coalición denominada “Por el Bien de
Todos”, a la que se integraron el propio PRD, PT y CD, logrando así el mayor
porcentaje de votos en su historia, ya que para la elección presidencial, alcanzó
con su candidato Andrés Manuel López Obrador, el 35.31% de los votos (sólo
por abajo del PAN que obtuvo el 35.89%), y acreditó 160 diputados federales.
En 1993, obtuvieron su registro definitivo:
 El Partido del Trabajo (PT), liderado por Cecilia Soto González;
 El Partido Verde Ecologista de México (PVEM), de Jorge González
Torres; y,
 El Partido Demócrata Mexicano (PDM).
En 1999 se crea Convergencia por la Democracia, partido político
nacional (CD), por Dante Delgado (ex gobernador priísta de Veracruz). El
primero en México que adoptó la ideología socialdemócrata, que se inspira en
los principios renovados de la socialdemocracia, con una visión cercana a las
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 99
necesidades sentidas de los sectores populares y que, como partido moderno,
busca la “tercera vía” ante el fracaso de las políticas neoliberales. En su corta
trayectoria este partido había logrado (hasta antes de las elecciones del
2003), 233 ediles; 9 diputados locales, 1 diputado federal y 1 Senador; haciendo
un total de 244 servidores públicos de elección popular. Para las elecciones del
2003 obtuvo, por sí solo (es decir, por primera vez fue a un proceso federal sin
coaligarse con otros partidos) el 2.3 % de la votación nacional que le permitió
conservar su registro, y 5 diputados federales.
También en 1999, se crea el Partido Alianza Social (PAS), de lo que
anteriormente fue el PDM, una vez adquirido el registro a nivel nacional, en el
año 2000 el PAS toma parte en las elecciones federales llevadas a cabo ese
año. Alianza Social participa en coalición con cuatro partidos políticos surgiendo
de esa manera la Alianza Por México, abanderada por Cuauhtémoc Cárdenas
Solórzano, quien fue el candidato a presidente por dicha alianza. Logrando en
esa contienda dos diputados federales de representación proporcional. Para las
elecciones federales de 2003, el PAS contendió por sí solo, perdiendo su
registro al obtener el 0.7 % de la votación.
Finalmente, en ese mismo año, se crean los efímeros partidos:
 Partido del Centro Democrático (PCD), de Manuel Camacho Solís;
 Partido Democracia Social (PDS), de Gilberto Rincón Gallardo, que al
contender solos perdieron rápidamente sendos registros.
 Partido de la Sociedad Nacionalista (PSN), que fue muy criticado por
considerarse un partido (negocio) de la familia Riojas, que al presentarse
solo para el proceso federal de 2003, fue uno de los cinco “partidos” que
perdieron su registro, alcanzando únicamente el 0.3 % de la votación
nacional, además de desaparecer sin justificar una fuerte suma de dinero
al IFE.
En 2002, se crea el partido México Posible (PMP), que a decir de su
propaganda, es un partido nuevo formado por gente que ha participado en
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 100
diferentes movimientos y organizaciones defendiendo e impulsando causas
ciudadanas desde la sociedad civil en las últimas décadas. Este “partido” corrió
igual suerte, al perder su registro en su primera incursión en procesos
electorales, es decir en el 2003, donde sólo obtuvo el 0.9 % de la votación.
Asimismo se crearon en 2002, los partidos:
 Fuerza Ciudadana (PFC);
 Liberal Mexicano (PLM);
Que rápidamente perdieron sus registros, también en este proceso
electoral federal de 2003, obteniendo el 0.5 % y el 0.4 % de la votación
nacional, respectivamente.
Para el año de 2005 se creó el Partido Alternativa Socialdemócrata y
Campesina (PASDC), liderado por Alberto Begné Guerra, este partido propone
la igualdad de oportunidades y el combate a la pobreza a partir de un sistema
económico donde la repartición de la riqueza llegue a los más necesitados, se
transforme en empleo y siente las bases para el desarrollo integral del país.
Participó por primera vez en las elecciones federales de 2006, obtenido el
2.05% de la votación nacional, con lo cual conservó su registro obteniendo 4
diputados.
También en 2005 se fundó el Partido Nueva Alianza (PANAL), presidido
por Miguel Ángel Jiménez Godínez, que postula el bienestar general como el
objetivo primordial de la política, creado por medio de la interacción de la
economía de mercado, con la democracia y el desarrollo social. En su primera
participación en procesos electorales (en 2006), obtuvo el 0.9% de la votación
que le dio derecho a acreditar 9 diputados.
Así se presenta el panorama del sistema de partidos en México, que ha
evolucionado de un sistema de partidos ultradominante, a un sistema en el cual
figuran tres grandes partidos: PAN, PRD y PRI (al lado de un sinnúmero de
pequeños partidos sin representatividad real, ya que para las elecciones
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 101
intermedias del 2003 contendieron 11 partidos, de los cuales sólo 6
conservaron su registro, 2 de ellos apretadamente), y en donde a partir del año
2000 se terminó ese largo período del gobierno priísta, y por primera vez un
partido distinto (PAN), logró ganar la Presidencia de la República, la cual logró
conservar para las elecciones federales de 2006.
6.3 Estructura y conformación de los partidos.
1) Estructura de los partidos: Los partidos políticos requieren de una
estructura jerárquica y de una organización. La estructura esta condicionada por
la división territorial que impera en el país y particularmente por aquella que se
emplea para fines electorales (cartografía electoral). De esta manera, los
partidos requieren órganos directivos que asuman en primer término las tareas
nacionales y, después órganos dirigentes en cada Estado y municipio, que sirva
para una finalidad electoral.
La estructura de los partidos se presenta como una pirámide en cuya
cúspide se encuentra el órgano de dirección nacional, que generalmente se
denomina Comité Ejecutivo Nacional (CEN); Después siguen comités directivos
estatales (CDE), que existen en cada capital de entidad federativa; y, comités
municipales (CM), dentro de estos las unidades básicas del partido que son
propiamente el sostén más importante de los mismos. Los elementos de base
de cada partido tienen una estructura original y pueden distinguirse cuatro
grandes tipos: el Comité, la Sección, la Célula y la Milicia.
a) El Comité: Reúne un pequeño grupo de miembros y es de
carácter limitado y cerrado abarcando una circunscripción territorial
que por lo general es la principal, no desarrolla ninguna propaganda,
con vistas a extender su reclutamiento y su fuerza no descansa en la
cantidad de miembros, sino en su calidad. Existen tres tipos de
comités: Ejecutivo Nacional; directivos estatales; y, municipales.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 102
b) La Sección: Trata de buscar y aumentar sus miembros, lo que
más importa es la cantidad por eso es ampliamente abierta y todo el
que quiera puede adherirse y es pues la unidad básica de los
partidos de masas y su territorio es más pequeño que el del comité.
Generalmente es coincidente con el seccionamiento (cartografía),
que en cada distrito hacen los órganos electorales.
c) La Célula: Reúne a los miembros del partido en el lugar mismo de
su trabajo. Existen células de quince o veinte miembros pero puede
haber células hasta de 50 miembros. La naturaleza y la dimensión de
la célula le dan un mayor poder sobre sus miembros que el de la
sección. Se presta más a la acción clandestina y permite una
comunicación más frecuente entre sus integrantes. Esta manera de
organizarse es característica de los partidos comunistas.
d) La Milicia: Organiza a sus miembros militarmente, en grupos de
base muy pequeños, son de tipos fascista y utilizan la violencia para
conquistar y conservar el poder, oponiendo el poder de las armas al
poder de las masas, pero no desdeñan las elecciones y los
parlamentos (Las milicias fascistas llevaron a Mussolini y a Hitler al
poder).
2) La conformación en cambio tiene un contenido social, la conformación
depende de la realidad social en la que se desenvuelven y se refiere a la
manera como éstos ganan adeptos o miembros a partir de los grupos que
actúan en la sociedad. Así, existen partidos conformados por organizaciones
obreras o campesinas, de comerciantes e industriales, de profesionistas o
intelectuales, tendencias religiosas, o por algunas de ellas combinadas.54
54 Andrade Sánchez, eduardo, opus cit. P. 108.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 103
 Los partidos de clase: Buscan representar los intereses de
una sola clase social, organizándose para conquistar el poder y
ejercerlo en beneficio de dicha clase con exclusión de las demás. El
caso más conocido históricamente es el diseñado por Carlos Marx,
que pugnaba por la dictadura del proletariado en el arribo del sistema
de producción comunista. Los afiliados a los partidos de clase son
preferentemente los obreros y los campesinos que carecen de la
propiedad de los medios de producción (ejemplo PRD, PAN).
 Los partidos pluriclasistas: En cambio, tiene como afiliados
a los miembros de todas las clases sociales sin distinción alguna que
se identifican por intereses comunes y por perseguir el mismo
modelo de desarrollo en una nación. Prefieren la colaboración entre
las clases sociales y desdeñan la lucha de clases. En el partido
caben profesionistas, empresarios, jornaleros, campesinos,
comerciantes, estudiantes, es decir todos los integrantes de la
sociedad. Este es el caso de los partidos que se orientan por una
fuerte idea nacionalista, que buscan la integración nacional para un
proyecto común (ejemplo PRI).
 Los partidos de cuadros: Se caracterizan por que el
interés de ellos estriba en reclutar a personas conocidas con buena
fama por su ocupación y presencia y por la labor social que han
desempeñado y sean carismáticos para lanzarlos a las contiendas
políticas de modo tal que sean bien aceptados por lo electores. Estos
partidos no buscan afiliar a muchos miembros, sino tener los cuadros
necesarios con cualidades especiales que sean los candidatos que
les permitan atraer votos en los procesos electorales.
 Los partidos de masas: Por el contrario, intentar afiliar una
gran cantidad de miembros con lo cual tratan de demostrar su
aceptación y su fuerza. Por lo regular hacen alusión a una ideología
determinada por la cual dicen luchar con el propósito de conquistar el
poder y hacerla efectiva a través del programa de gobierno.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 104
 Los partidos de electores: No son partidos de cuadros
notables, ni de masas de afiliados y que procuran atraer a los
electores presentándoles su programa de trabajo y la manera de
cómo resolver los problemas, pero sin comprometerse
ideológicamente sino más bien mediante consignas que puedan
resultar atractivas a buena parte de la población.
Según Eduardo Andrade,55 las tareas partidistas requieren de la
participación de los ciudadanos. Podríamos establecer una gradación de dicha
vinculación que va desde el elector hasta el dirigente.
 El elector o votante: Es aquél que vota por un determinado partido en el
momento de la elección; su motivación puede ser múltiple, incluso el azar
en el momento de sufragar, pero ello en última instancia no preocupa al
partido si el voto ha sido emitido a su favor.
 El simpatizante: No sólo vota de manera consciente y decidida por el
partido en cuestión, si no que lo defiende y razona el motivo de su
simpatía aunque no pertenezca formalmente a él.
 El adherente: Que forma parte del partido por afiliación indirecta al ser
integrante de una agrupación que pertenece al partido; su entusiasmo
puede ser mayor o menor, e incluso se puede dar el caso de que vote en
contra, pero formalmente está dentro del partido.
 El miembro: Que es quien se ha afiliado directamente, manifiesta su
interés participativo, asiste a reuniones y desarrolla tareas que le son
encomendadas.
 El activista: Cuya participación es intensa, promueve la afiliación de
miembros, hace propaganda, opina en las reuniones y propone acciones,
etc.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 105
 El funcionario: Está en un lugar formalmente superior, aunque no
necesariamente más activo, el cual realiza tareas burocráticas concretas
en el partido y en muchos casos recibe una compensación por ellas,
aunque no tenga el carácter de sueldo para no establecer una relación
laboral; se dedica de tiempo completo a su tarea en la organización pero
no forma parte de los órganos directivos.
 El dirigente: Realiza funciones decisorias; forma parte de los comités u
órganos de gobierno del partido; integra comisiones de solución de
asuntos y problemas partidarios y políticos y busca como proyección
natural la postulación a cargos de elección popular.
6.4 Ideologías políticas.
Por ideología entendemos un conjunto de fundamentos doctrinarios o
principios ideológicos acerca de los principales problemas del Estado. La
ideología proporciona un conjunto de fórmulas para la actividad política de los
individuos y en especial de los partidos políticos, los cuales se basan en
premisas que asumen el papel de principios básicos.
 Ideología: Es un conjunto de ideas relacionadas entre si que se
sustentan en ciertos principios fundamentales y que forman una
concepción global de la sociedad, a partir de la cual se orienta la acción
política de las personas o partidos políticos.
La función de la ideología como arma política es trascendental, pues las
formaciones políticas estables se caracterizan, no sólo por la estructura
económica y política que adoptan, sino también por los principios ideológicos en
los que se apoyan y con lo que justifican tales estructuras. Así se dice que
existen los partidos de ideología liberal, conservadora, socialista, marxista, etc.
55 Sánchez Andrade Eduardo, “Introducción a la Ciencia Política”, Pág 122. Colección Textos
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 106
Y en México por ejemplo, se habla de partidos de izquierda, de derecha y del
centro. Las ideologías sociopolíticas más conocidas son:
a) Liberalismo: Considera que todos los hombres nacen libres e iguales;
que en tal condición la persona tiene derechos propios que son anteriores o
superiores a los de la colectividad; que el libre juego de ambas entidades debe
determinar el rumbo de la sociedad, con la menor intervención posible del
Estado.
b) Neoliberalismo: Doctrina socioeconómica que pretende favorecer la
libertad en las relaciones económicas y reducir al mínimo la intervención estatal
y pugna por el libre intercambio entre las naciones. Los neoliberales se
esfuerzan por demostrar que existen leyes económicas análogas a las leyes
físicas, que constituyen un orden capaz de proporcionar al hombre bienestar
material y la felicidad anhelada. Sin embargo, se interesa más por la
acumulación de riquezas, que por satisfacer las necesidades de la población, se
olvida que el orden económico es un orden creado por el hombre y debe ser
para su beneficio, y que las leyes económicas son diversas a las físicas. En la
práctica el individualismo de esta ideología no permite la elevación del nivel de
vida, ni tampoco la felicidad de la mayoría de los seres humanos, ya que bajo
el pretexto de la libertad (libre empresa), excluye a los trabajadores de los
beneficios económicos y los condena a pobreza perpetua. La historia y la razón
demuestran que el neoliberalismo desemboca en la creación de monopolios
(que acaparan la riqueza de un país), que dictan a su antojo precios y salarios,
tasas de interés, etc., y que bajo su manto se consuman los más escandalosos
abusos y atropellos.
c) Conservadurismo: Ideología opuesta al cambio y a la innovación, que
tiende al equilibrio y al orden, evitando los extremismos. El conservadurismo
surgió por vez primera como credo político organizado en forma de reacción
contra las ideas del renacimiento. Los conservadores defendían la fe sobre la
razón (es decir la religión sobre la ciencia), la tradición sobre la experiencia, la
Universitarios 1983 México.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 107
jerarquía sobre la igualdad, los valores colectivos sobre el individualismo y la ley
natural o divina ante la ley secular (Para ellos es más importante la “ley de dios”
que las leyes civiles), en algunas épocas concretas el conservadurismo hizo
hincapié en mantener el sistema establecido y apoyar la distribución existente
del poder, la riqueza y la posición social, sin embargo, el político conservador se
ha reconciliado tanto con la democracia constitucional y los derechos
individuales como con el cambio prudente y ordenado en lo económico y en lo
social.
d) Socialismo y Comunismo: Estas ideologías que pueden tener variantes
denominadas marxismo, leninismo, trotskysmo, bolchevismo, etc., son
diametralmente opuestas al liberalismo, suponen la voluntad de poner término a
la miseria y a la injusticia provocada por el régimen capitalista. El reemplazo de
un régimen capitalista por un socialista se verifica por la actuación totalitaria del
Estado. Estas ideologías ven a la sociedad como el campo de la lucha de
clases, las cuales son determinadas por su relación con los medios de
producción. Afirman que el Estado es un instrumento de dominación de la clase
superior propietaria de los medios de producción. Establecen la necesidad de
una revolución que destruya la apropiación individual a fin de acceder a una
sociedad sin clases, etc. Los partidos de izquierda explican la historia a su
manera, prevén el futuro y prometen la sociedad perfecta; pero realmente el
ideal se ha apagado, aunque la enorme red de los intereses constituidos
sobrevive. Los partidos de izquierda están caracterizados por la preferencia a la
igualdad pero cancelando la libertad; respecto de la visión global de la historia,
es favorable el cambio, a la innovación. Pero en estos tiempos observamos una
izquierda que se desbarata, vacilante entre el activismo populista y la crítica a
cualquier costo.
e) Fascismo y Nazismo: Son fenómenos políticos que surgen
históricamente como reacciones contra los excesos liberales y anárquicos. Esta
ideología concibe al Estado como un ente absolutista y totalitario, llevando el
autoritarismo a sus últimas consecuencias. Establece la más absoluta
centralización administrativa, el poder no se centra en una autoridad moral, sino
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 108
en una obediencia ciega a quien detenta la fuerza pública, suprimiendo
totalmente la libertad, la más preciada posesión humana.
f) Nacionalismo: Pugna por la preservación de la identidad cultural de un
país, es la expresión afectiva del amor a la patria, a sus costumbres, sus
tradiciones, su origen, su idiosincrasia y a sus connacionales (preocupándose
principalmente por el mejoramiento de su nivel de vida, el salario, sus derechos
laborales y sociales, etc., antes que por el capital, la economía global y los
intereses extranjeros), y cuya dimensión política constituye el fundamento de la
identidad de un pueblo. Postula la defensa contra las agresiones extranjeras, la
transculturación, etc., pero sin llegar al aislacionismo ni a la xenofobia (Porque
el nacionalismo llevado al extremo se puede convertir en fascismo). En México
este movimiento nacionalista llegó a su madurez durante la revolución
mexicana, y tuvo vigencia principalmente durante el gobierno del Presidente
Lázaro Cárdenas, quien entendió nuestra soberanía como el derecho
inalienable del pueblo mexicano de marcar su dirección y mando en lo interno e
insertándose en el concierto de naciones sin el condicionamiento de otras, ya
que nadie más que el pueblo mexicano puede tomar sus propias decisiones.
g) Socialdemocracia: Teoría y doctrina política que aboga por una
transición pacífica desde la economía capitalista de mercado hacia el
socialismo usando los canales políticos propios de las democracias liberales, es
decir, el parlamentarismo. Nació y evolucionó a partir del socialismo del siglo
XIX, recogiendo las aportaciones de Marx y Engels; compartía por tanto sus
raíces ideológicas con el comunismo, pero repudiaba el uso subversivo de la
violencia política que implicaría una revolución en el sentido marxista del
término. Debido a esto, para los comunistas, la socialdemocracia es una forma
de revisionismo, dado que renuncia a uno de los pilares básicos del marxismo:
la lucha de clases. La socialdemocracia apareció en Alemania de la mano de
August Bebel y Wilhelm Liebknecht, principales fundadores del Partido
Socialdemócrata Alemán (SPD) en 1869.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 109
6.5 Documentos básicos de los partidos políticos.
Las finalidades de los partidos y las actividades que tratan de llevar al
cabo se expresan en documentos con carácter de manifiestos o declaraciones,
que tienden a proponer al electorado las acciones que el gobierno debe
ejecutar. Estos documentos adquieren un carácter esencial para la constitución
de los partidos cuando la ley exige la presentación de los mismos a fin de
otorgarles el registro correspondiente. Tal es el caso de la legislación mexicana,
que señala expresamente que Toda organización que pretenda el registro como
partido político nacional, deberá presentar su declaración de principios, su
programa de acción y sus estatutos.
1. La declaración de principios: debe indicar las ideas básicas que rigen la vida
del partido y las metas que se propone alcanzar. De acuerdo con lo establecido
por el artículo 25 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos
Electorales (COFIPE), la declaración de principios contendrá por lo menos:
a) La obligación de observar la Constitución y de respetar las leyes e
instituciones que de ella emanen;
b) Los principios ideológicos de carácter político, económico y social
que postule;
c) La obligación de no aceptar pacto o acuerdo que lo sujete o
subordine a cualquier organización internacional o lo haga
depender de entidades o partidos políticos extranjeros; así como no
solicitar o, en su caso rechazar toda clase de apoyo económico,
político o propagandístico proveniente de extranjeros o de ministros
de los cultos de cualquier religión o secta, así como de las
asociaciones y organizaciones religiosas e iglesias y de cualquiera
de las personas a las que este código prohíbe financiar a los
partidos políticos; y
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 110
d) La obligación de conducir sus actividades por medios pacíficos y
por la vía democrática.
2. El programa de acción: Tiene por objeto indicar a los electores cómo piensa
el partido alcanzar los objetivos que se propone. Al respecto, el artículo 26 del
COFIPE, señala:
El programa de acción determinará las medidas para:
a) Realizar los postulados y alcanzar los objetivos enunciados en su
declaración de principios;
b) Proponer políticas a fin de resolver los problemas nacionales;
c) Formar ideológica y políticamente a sus afiliados infundiendo en ellos el
respeto al adversario y a sus derechos en la lucha política; y
d) Preparar la participación activa de sus militantes en los procesos
electorales.
3 Los Estatutos: Son la ley interna del partido, regulan su actividad interior,
su estructura y los procedimientos para la elección de sus dirigentes y la
selección de candidatos que presenta a la ciudadanía. Este documento
básico debe precisar:
a) La denominación del propio partido, el emblema y el color o colores que
lo caractericen y diferencien de otros partidos políticos. La denominación
y el emblema estarán exentos de alusiones religiosas o raciales;
b) Los procedimientos para la afiliación individual, libre y pacífica de sus
miembros, así como sus derechos y obligaciones. Dentro de los
derechos se incluirán el de participar personalmente o por medio de
delegados en asambleas y convenciones, y el de poder ser integrante de
los órganos directivos;
c) Los procedimientos democráticos para la integración y renovación de los
órganos directivos así como las funciones, facultades y obligaciones de
los mismos.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 111
d) Las normas para la postulación democrática de sus candidatos;
e) La obligación de presentar una plataforma electoral, para cada elección
en que participe, sustentada en su declaración de principios y en su
programa de acción;
f) La obligación de sus candidatos de sostener y difundir la plataforma
electoral durante la campaña electoral en que participen; y
g) Las sanciones aplicables a los miembros que infrinjan sus disposiciones
internas y los correspondientes medios y procedimientos de defensa.
6.6 Sistemas de partidos.
Los partidos no actúan aislados, ni de otros partidos ni en general del
medio económico, político, social o cultural en el que se desenvuelven. Estas
relaciones dan por resultado un esquema específico de actuación de los
partidos en el marco político-social al que se denomina sistema de partidos. En
la politología contemporánea se suele distinguir dos grandes grupos de
sistemas partidistas, según se basen en la competencia de varias formaciones
políticas que se disputan el favor del electorado, o bien que admitan solamente
la existencia de una agrupación política que por definición legal representa los
intereses de toda la colectividad nacional. A los primeros se les llama sistemas
competitivos y a los segundos sistemas no competitivos.56
6.6.1 El sistema de partido político único.
Se da en regímenes totalitarios, no es más que la formalización de una
dictadura. La mayoría de los grandes partidos políticos únicos han sido primero
partidos de oposición funcionando en un régimen pluralista. Estos partidos
existen en los sistemas electorales no competitivos, que se caracterizan por la
prohibición formal de la actuación de toda agrupación política diversa a aquella
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 112
que es admitida por el Estado. Este fenómeno puede tener diversos orígenes y,
asimismo, puede poseer diversos objetivos, que nos llevan a una
subclasificación: sistema de partido único revolucionario (comunista), y; sistema
de partido único conservador (fascista).
El primero establece que los partidos son representaciones de clase y
tomando en cuenta que su finalidad es la supresión de las clases sociales, el
pluripartidismo resulta innecesario, de tal manera que al Estado de una sola
clase debe corresponder un sistema de partido único, que tome el papel de
guía de la sociedad, integrado por los ciudadanos más concientes, para dirigir
al resto de los miembros de la sociedad hacia los objetivos de igualdad social.
Como ejemplo tenemos al Partido Comunista de la ex Unión Soviética y el
Partido Comunista Cubano.
En los sistemas de partido único conservador, el partido se propone
preservar un orden de cosas, valiéndose de los sentimientos nacionalistas,
explotando la conciencia de la grandeza nacional, fincada en el esplendor
histórico de un pueblo. Tal es el caso del Partido Fascista Italiano, o bien, en
una pretensión de unidad y superioridad racial, como la del Partido Nacional
Socialista de Alemania (NAZI). Su organización es de tipo militar y se
fundamenta en una supuesta capacidad de dirección de la voluntad popular.
6.6.2 El sistema bipartidista.
En el sistema bipartidista se llegan a unir numerosos grupos de interés
en torno a dos corrientes políticas principales que se organizan como partidos
y que enfrentan posiciones antagónicas, fundadas en dos visiones distintas
de la sociedad (liberales contra conservadores; burgueses contra proletarios,
etc.). El bipartidismo ofrece no sólo dos opciones perfectamente definidas por
el electorado, sino que además plantea la posibilidad de la alternancia en el
gobierno.
56 Andrade Sánchez, eduardo opus cit. P. 124.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 113
El bipartidismo puede ser perfecto e imperfecto. En el primer caso sólo dos
partidos políticos aparecen como protagonistas de la lucha electoral. Los
sistemas bipartidistas perfectos son el de Estados Unidos, con la intervención
de los dos grandes partidos el Demócrata y el Republicano, y el de la Gran
Bretaña en el que aparecen en la escena política los partidos Laborista y
Conservador.
El bipartidismo imperfecto se sitúa como frontera entre los sistemas
multipartidistas y bipartidistas. Distinguir el bipartidismo imperfecto del
pluripartidismo no es siempre sencillo a causa de la existencia de pequeños
grupos al lado de los grandes partidos. El bipartidismo imperfecto se da cuando
aparecen preponderantemente dos partidos políticos que obtienen, cada uno,
un porcentaje muy elevado de votación, sin embargo requieren de una alianza
con una agrupación menor, para alcanzar la mayoría absoluta que les permite
controlar el gobierno. El ejemplo clásico de bipartidismo imperfecto es el de
Alemania, en donde existen dos grandes partidos: la Unión Cristiano Demócrata
(CDU) y el Partido Social Demócrata (SPD), al lado de un pequeño partido
denominado Partido Liberal (FDP). Sin embargo al no alcanzar ninguno de los
dos partidos grandes la mayoría absoluta, requieren de la coalición con los
liberales para poder lograr el triunfo electoral. El bipartidismo es un fenómeno
característico de los países anglosajones.
6.6.3 El sistema multipartidista o pluripartidista.
Es el sistema en el cual existen tres o más partidos políticos con
capacidad para lograr una participación relativamente importante en los
órganos de representación nacional.
La causas del pluripartidismo pueden ser diversas, desde el régimen
jurídico y político (democrático), a la conformación étnica de un Estado,
factores religiosos (partidos católicos y musulmanes), ideológicos (marxistas,
trotskistas, etc.), regionales (Partido Quebequense en Canadá o Republicano
Irlandés en la Gran Bretaña), etc.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 114
Duverger, planteó la existencia de leyes sociológicas que determinan el
sistema de partidos de un Estado, de acuerdo con el sistema electoral
adoptado. Señaló que el escrutinio mayoritario a una sola vuelta da por
resultado el bipartidismo, la representación proporcional origina el
pluripartidismo, etc.
Sin embargo, el pluripartidismo muchas veces se da de manera
simulada, para dar una apariencia de pluralismo político y democracia, cuando
en la realidad existe sólo uno o dos partidos con organización y fuerza electoral
suficiente, al lado de múltiples agrupaciones inestables, desorganizadas y
efímeras, creadas artificialmente mediante la adopción de sistemas mixtos que
incluyen la representación proporcional y que no buscan ya el triunfo electoral,
sino que se conforman con el jugoso financiamiento público. Tal es el caso de
México, que para las elecciones del año 2003, contendieron 11 partidos
políticos, de los cuales sólo tres (PRI, PAN y PRD), son verdaderos partidos
con posibilidades reales de ganar los comicios. Como lo demuestra el hecho de
que 5 de esos “partidos” perdieron sus registros al no alcanzar el 2% de la
votación nacional, y de 6 que lo conservaron (PRI, PAN, PRD, PVEM, PT Y
CD), 2 de ellos no superaron el 2.5 % (CD y PT).
6.6.4 El sistema multipartidista con partido dominante.
Estos sistemas se caracterizan por el predominio de un partido sobre los
demás existentes en el país. Dicho predominio puede alcanzar diversos grados
según el alcance de su votación que puede abarcar desde la mayoría relativa
de los sufragios hasta la mayoría absoluta de los mismos. 57
Los sistemas de partido dominante se caracterizan por el hecho de que un
partido obtiene durante un largo periodo de tiempo una constante ventaja
electoral sobre los demás participantes. Aunque no alcance la mayoría absoluta
de los sufragios, su condición de partido que cuenta con una considerable
57Andrade Sánchez Eduardo. Op Cit Pps. 130-131.
Apuntes de Ciencia Política. Autor: Lic. Yuri Cerda Mendoza.
Pág. 115
mayoría relativa de los sufragios le permite prácticamente determinar la
orientación del gobierno, obteniendo aproximadamente entre el 30 y 35% de los
votos emitidos, aunque no considere indispensable que logre determinar la
formación de un gobierno estable.
La existencia de un partido dominante sólo puede ser determinada por la
capacidad de dirección gubernamental y no sólo simplemente por un porcentaje
de sufragios obtenidos durante un largo periodo de tiempo, dado que, si un
partido no logra estabilizar y controlar la dirección gubernamental, no se le
puede atribuir plenamente el carácter de dominante.
También encontramos lo que se ha denominado sistema de partido ultra
dominante que se caracteriza por la existencia de un partido que logra obtener
regularmente la mayoría absoluta de los sufragios. Este sistema se distingue
del partido único en que su hegemonía no deriva de una disposición de la ley
sino de la correlación de fuerzas sociales existentes en el país. Los ejemplos
clásicos de partidos ultra dominante los encontramos en el partido social
demócrata de Suecia, que desde 1932 hasta 1976 es decir, durante un lapso de
44 años, logró mantener el control gubernamental; y el PRI de México quien
desde 1929 hasta el año 2000, es decir durante 71 años conservó la
presidencia de la república y la mayoría de los cargos de elección popular.
Compartir:

Páginas vistas en hoy

Archivo del Blog

Ultimas publicaciones

Articulo de hoy

Comparación entre sistema inquisitivo y el sistema acusatorio

Sistema inquisitivo En la historia del Derecho Procesal, encontramos dos sistemas importantes: El Acusatorio y el Inquisitivo que, con ...

Seguidores