domingo, 23 de noviembre de 2014

Evolucion historica del derecho a la intimidad

1.-EVOLUCIÓN HISTORICA:

Respecto de la historia, cabe señalar que la protección a la intimidad es un "invento" de la modernidad, y más específicamente, de las revoluciones burguesas de los siglos XVII y XVIII. En efecto, no es posible, tal como la entendemos hoy, concebir en la Edad Media algo parecido a la intimidad, ya que los sujetos se encontraban recíprocamente relacionados por alambicadas y fuertes redes comunitarias organizadas de manera estamental.

Así, el deseo de estar solo o la aspiración de aislamiento no vendrán a ser realidad sino con el surgimiento político de la burguesía, que, como explica PEREZ LUÑO buscará:

"…acceder a lo que antes había sido privilegio de unos pocos;

aspiración que viene potenciada por las nuevas condiciones de vida. Esto explica, agrega dicho autor, su marcado matiz individualista, que se concreta en la reivindicación de unas facultades destinadas a salvaguardar un determinado espacio con carácter exclusivo y excluyente…”

. Ahora, si bien la idea de intimidad surge asociada con la idea de la propiedad burguesa y como una de sus manifestaciones ("el derecho a estar solo"), pronto recibirá, como lo apunta el autor ya citado, un significativo respaldo teórico de MILL, quien en su obra On Liberty sostendrá:

“… que sólo se debe responder ante la sociedad por las conductas que afecten a terceros, mientras que en lo que sólo le concierne a él, el individuo no debe responder ante nadie…”
Desde el punto de vista jurídico, como apunta NOVOA MONREAL:

“… el origen cierto del derecho a la intimidad o privacidad, se produce en Estados Unidos, en un clásico ensayo de Samuel Warren y Louis Brandeis, publicado en 1890, en Harvard Law Review, donde se sentaron los fundamentos del nuevo "Right to privacy", entendiéndolo como la facultad de estar solo o ser dejado en paz ("to be let alone")…”

A partir de ahí, la jurisprudencia norteamericana comenzará a prestar auxilio a las demandas fundadas en la protección de la privacidad, siendo su punto más destacado el reconocimiento del status constitucional en 1965 del "Right to privacy", en el famoso caso denominado "Griswold vs. Connecticut", al que nos referiremos más adelante.

En el siglo XX, los primeros textos de Derecho en reconocer la "privacidad" serán las Declaraciones Internacionales de Derechos Humanos, en especial, el artículo 12 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, de 1948, que habla de "vida privada", expresión que se repetirá en el artículo 17 de la Declaración de Derechos Civiles y Políticos, de 1966, y en los incisos 2º y 3º del artículo 11 de la Convención Americana de Derechos del Hombre de San José de Costa Rica, de 1969. A partir de este antecedente normativo internacional, los países en el período de postguerra comenzarán a incorporar el derecho a la intimidad a sus cartas constitucionales, así por ejemplo ocurrirá con Venezuela (1961), Bolivia (1967), Ecuador (1967), Egipto (1971), España (1978), Chile (1980). Lo anterior, esto es, la constitucionalización del derecho de intimidad, no se producirá, sin embargo, en los países que, quizás, más han aportado a su desarrollo conceptual tales como Estados Unidos, Alemania, Italia y Francia. Dicha circunstancia, sin embargo, como veremos más adelante, ha sido superada o por la elaboración doctrinaria o por la elaboración jurisprudencial.

1.1.-ANTECEDENTES NACIONALES:

El origen norteamericano marca el inicio universal del Right of Privacy conocido en, America Latina y el Perú en particular, como derecho ala intimidad, este derecho sin embargo fue reconocido por la constitución política del Perú de 1867 aun cuando no generó ningún desarrollo doctrinario, fue considerado nuevamente en la constitución de 1979, posteriormente se desarrollo en forma limitada en el código civil de 1984 y finalmente algunas conductas que afectan la vida privada de las personas son tipificadas como delitos en el código penal de 1991.

A diferencia de los Estados Unidos de Norteamérica, nuestra jurisprudencia ha sido prácticamente nula en el desarrollo de este derecho, a pesar de la profunda sensibilidad que nos caracteriza y si bien es cierto que la fuente principal del derecho Norteamericano esta dado por los precedentes judiciales y por ello el gran desarrollo jurisprudencial de este derecho como en otros, vitales para el ser humano, ello no debe impedir que la jurisprudencia desarrolle el derecho en estudio captando circunstancias particulares que nos brindan los casos concretos.

En ambos sistemas la doctrina juega un papel trascendental, lamentablemente en nuestro país muy poco se ha desarrollado doctrinariamente respecto de este derecho, mientras que en Norteamérica la doctrina ha ido ala par de la jurisprudencia.

El reconocimiento al derecho ala intimidad se da en el código civil de 1984, en el código penal de 1991y en la constitución política de 1993 marcan hitos en el desarrollo de este importante derecho.

La constitución de de 1993 que inaugura este desarrollo, comprendiendo el problema en términos globales y con especial énfasis en el conflicto de la libertad de información, sin dejar de mencionar la garantía constitucional del habeas data, corresponde a la doctrina y ala jurisprudencia el afinamiento del mismo para la comprensión más amplia de las distinta situaciones que presenta la vida diaria.

1.2.- ANTECEDENTES INTERNACIONALES:

A.-EL RIGTH OF PRIVACY DEL COMMOM LOW NORTEAMERICANO:

En lo que se refiere a este derecho resulta forzoso comenzar con la historia de un joven abogado que se había casado con la hija de un senador y que había comenzado a tener una vida particularmente lujosa y dispendiosa. El escenario: Boston, el año: 1881. Este hecho comenzó a llamar la curiosidad y generó comentarios en los periódicos en sus crónicas mundanas, hasta llegar a ocasionar un escándalo. Este abogado, llamado Samuel D. Warren irritado con esta invasión de su vida privada, se asoció con un antiguo compañero de estudios de la Universidad de Harvard Louis D. Brandeis, quién después sería juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos y conjuntamente escribieron un ensayo titulado The right to privacy que fue publicado en Harvard Law Review según estos dos autores todo individuo tiene el derecho de ser dejado en paz de proteger su soledad es decir su vida intima tanto como tiene derecho de proteger su vida privada.

Se afirma con razón que “… las discusiones teóricas y las complejas experiencias de estos años muestran que la privacy se presenta ahora como una noción fuertemente dinámica y que se ha establecido una estrecha y constante interrelación entre los cambios determinados por las tecnologías de la información (pero también por las tecnologías de la reproducción de la ingeniería genética) y los cambios del mismo concepto. Una definición de la privacy como “derecho a ser dejado solo”, como simple reserva. Desde hace tiempo ha perdido un significado general aunque si individualiza un valor, continua a asumir un aspecto esencial del problema y puede ser aplicada a situaciones especificas….”


El right of privacy ha evolucionado desde su reconocimiento jurisprudencial, que ha abordado su concepción inicial. Es por ello que se sostiene que una traducción del mismo en términos de “derecho general de la personalidad” seria mas apropiada que una traducción gramatical de simple “derecho a la reserva” palabras, “…que sonarían verdaderamente reductivas frente a la intensidad y a la riqueza semántica contenida en la fórmula de la privacy…”.Resulta sumamente interesante observar el proceso (y los cambios dentro del mismo) por el cual ha pasado este derecho. El derecho ala Privacy no encuentra una mención expresa, ni una tutela específica en ningún artículo de la Constitución de Norteamericana, y sin embargo este expresa valores Constitucionales. Su tutela Constitucional se ha afirmado a través de numerosas dediciones de la Corte Suprema. Dentro del Right of Privacy conviene distinguir la “…Privacy of Diclosure…” de la “…Privacy of Autonomy…”

A.1.-TUTELA DE LA PRIVACY OF DISCLOSURE:

Las decisiones que se refieren a la Disclosural Privacy,”…se basan en la cuarta enmienda de la Constitución…” que es la que mas se aproxima a regular esta situación. A falta de una disposición expresa. Un caso de antigua data (1886) es Boyd V. United States, en el cual se concluye con una declaración de inconstitucionalidad que consentía que en los procesos en materia fiscal, el pudiese imponer al demandado exhibir en el proceso libros contables, así como otros documentos privados y en el caso defalca de cumplimiento, se preveía que las informaciones o alegatos recogidos en contra del sujeto deberían considerarse probados. La declaración de inconstitucionalidad es fundada en un concepto amplio de Privacy tutelada por la cuarta enmienda: un concepto tan amplio que es entendido que es entendido de manera “desmaterializada”, carente de referencias físicas. Se establece la cuarta enmienda tutela la Privacy del individuo, no solo contra “la ruptura de sus puertas y el rebuscamiento de sus cajones “…sino también contra “la invasión de su indefenso derecho ala seguridad personal, libertad personal y propiedad privada…”

Esta posición sufre un viraje extremo en 1928, con la decisión del caso Oltead V. United States, donde la tutela (amparada en la cuarta enmienda) se restringe, al proteger este derecho solo frente a intromisiones de tipo material. Se trataba de juzgar la legitimidad de un interceptación telefónica dispuesta por la autoridad con la finalidad de prevenir una sospecha de tipo criminal. Con una reducida mayoría (cinco a cuatro). La corte se decidió por la inexistencia de una violación inconstitucional del Right of Privacy protegido por la cuarta enmienda.

B.-EL DERECHO GENERAL DE LA PERSONALIDAD DE LA EXPERIENCIA ALEMANA FRENTE AL DEFECHO ALA INFORMACIÓN:

Se ha firmado con razón que en el derecho Alemán, el tema de la tutela civil de los derechos de la persona, si bien es cierto , es objeto de una producción jurisprudencial no siempre coherente , la cual ha generado un debate doctrinario riquísimo , ha sido unánime que en estas últimas cuatro décadas la jurisprudencia no ha reconocido derechos individuales de la personalidad , sino aspectos especiales(o singulares) de un derecho general, cuyo objeto es la persona humana entendida en sus “ innumerables e incatalogables manifestaciones”

Es así que los intérpretes de la Constitución de Bonn identifican, de manera pacífica en los artículos 1 y 2 del Grundgesetz, la fuente directa del derecho general de la personalidad fundado en la inalienable pretensión del hombre del respeto de la propia dignidad y el libre desarrollo de la propia personalidad.

Esta posición subjetiva se configura, en primer lugar como un Grunddrencht, constitucionalmente protegido frente a cualquier autoridad pública y al mismo tiempo como un derecho subjetivo privado que cada uno puede hacer valer frente a comportamientos lesivos del mismo, realizado por cualquier otro sujeto.

En lo que se refiere a la tutela frente a los conflictos entre el derecho general de la personalidad y el derecho de la información , el Tribunal Constitucional federal cuenta con una decisión de fecha 16.07.69 ( denominada mikrozensusentschiidung) , la cual se refería a la legitimidad constitucional de una revelación estadística de muestreo , que tenía como objeto los viajes de descanso y vacaciones realizados por los ciudadanos alemanes frente a la cuestión de la posible lesión ocasionada por dicha investigación del Grundrecht , codificado en los artículos 1 y 2 de la Constitución entendida en el sentido libre y autónomo desarrollo de la persona del individuo, se concreta en un Innenraun “… en el cual este puede retirarse , al cual, el ambiente externo no tiene acceso dentro del cual éste es dejado en paz y goza de un derecho a la soledad…”

El Bundesverfassungsgeritch observa que, sin embargo, delante de las exigencias de las modernas organizaciones sociales y estatales, este derecho no puede ser considerado ilimitado. La corte concluye que en este caso debido a la garantía del anonimato y al hecho de que el cuestionario no invadía el innerste Intimbereich de los entrevistados no se veía contraste con el derecho general de la personalidad, constitucionalmente protegido.

C.-LA EXPERIENCIA JURÍDICA FRANCESA EN TORNO AL VIE PRIVÉE

El interés a la reserva puede manifestarse, no solo con características peculiares, sino también después de la publicación de determinadas viscitudes. ¿Puede derivar algún perjuicio al individuo, por la circulación de experiencias personales olvidadas por el público?

Para Auletta: “…Se trata de establecer si la persona o los acontecimientos lícitamente dados a conocer al público pueden siempre objeto de nueva publicación o si, en cambio, el transcurrir del tiempo y el cambio de las situaciones no la convierte en lícita…”

La tutela de tal interés, definido eficazmente por los franceses como droit á Uobli, ha sido invocada en resientes controversias también en Italia.

“…Durante el ejercicio de la actividad por la cual el individuo recibe notoriedad, la difusión de viscitudes privadas puede ser por exigencias de control de la misma o por la pertenencia de la persona al público con el cual esta frecuentemente en contacto por la naturaleza de la actividad misma. Pero su cesación haciendo venir a menos estas justificaciones, y por consiguiente en interés publicó merecedor de tutela, hace ilícita la publicidad de viscitudes sucesivas…”

La solución sobre la ilicitud de una nueva difusión de noticias publicadas no puede prescindir del medio con el cual se ha realizado, en presentencia, la publicación.

“…El interés a la reserva de sucesos que ya no están en circulación puede contrastar con el interés a la indagación histórica. Cuando dichos hechos sean significativos para la reconstrucción y valoración crítica de los advenimientos pasados, la prevalecía del interés histórico sobre aquel de la reserva está fuera de discusión, por que el primero es entendido socialmente como más merecedor de tutela…”

Viene a comentario la dedición que resuelve una controversia originada como consecuencia de la publicación de las cartas de Benjamín Constat a Mme. Recamier, cuando la Cour de París (10 déc.1850, S., 1850,2, 625) establece que:

“… por más extensivos que sean los derechos de la historia sobre los personajes que resaltan en ella. Estos deben ubicarse delante del santuario de su fuero interior, puede haber en la vida de los hombres públicos sentimientos, afectos, desahogos, que el respeto de sí mismo y de los otros hace este dominio inaccesible y pasible de ser defendido contra las impiedades de un indiscreción publicitaria…”.
Compartir:

Páginas vistas en hoy

Archivo del Blog

Ultimas publicaciones

Articulo de hoy

Comparación entre sistema inquisitivo y el sistema acusatorio

Sistema inquisitivo En la historia del Derecho Procesal, encontramos dos sistemas importantes: El Acusatorio y el Inquisitivo que, con ...

Seguidores