En un sentido muy general, heredero es aquella persona que sucede al difunto en la titularidad de sus bienes y deudas, a título universal; y legatario aquella que adquiere sólo bienes concretos y determinados, sin responder del pasivo de la herencia.
Diferencias entre heredero y legatario
En un sentido muy general, heredero es aquella persona que sucede al difunto en la titularidad de sus bienes y deudas, a título universal; ylegatario aquella que adquiere sólo bienes concretos y determinados, sin responder del pasivo de la herencia.

Por eso el Código Civil español dice que “llámase heredero al que sucede a título universal y legatario al que sucede a título particular".

Es decir: Si el llamamiento hereditario provoca la subrogación en la universalidad de los bienes, esto es, en todos sus derechos y obligaciones, la sucesión es universal, mientras que si el llamamiento supone sólo la sustitución en determinados bienes o derechos y obligaciones, la sucesión es a título singular o legado.

Las diferencias fundamentales entre ambas figuras son claras:

→ El heredero sucede al causante en su conjunto patrimonial, activo y pasivo, tanto en los derechos como en las obligaciones que no se extingan por su muerte, mientras que el legatario sólo lo hace en bienes o derechos determinados por el testador.

En consecuencia: la posición de heredero puede provenir de la ley, además de la voluntad del causante; mientras que la de legatario sólo puede provenir de la voluntad del causante establecida en testamento.

→ En cuanto a la responsabilidad: al suceder el heredero a título universal, tanto en los bienes como en las deudas, responde de las deudas del causante ilimitadamente e incluso con sus propios bienes (a no ser que acepte a beneficio de inventario); mientras que ellegatario no responde de las deudas y cargas de la herencia, salvo en los casos especiales en que se le atribuya alguna carga concreta (prelegado) o se distribuya toda la herencia en legados.

→ Subjetivamente, el legatario no ocupa los fundamentales papeles del heredero en la liquidación de la herencia, el pago de deudas, o la defensa del patrimonio del
causante. Por ello afirma que mientras el heredero es un auténtico sucesor, el legatario es un adquirente.

→ Objetivamente: frente a la fuerza expansiva de la herencia respecto al heredero (que adquirirá incluso bienes cuya existencia se ignora), el legatario adquirirá exclusivamente los bienes y derechos que le sean expresamente atribuidos.

→ Formalmente, mientras que la herencia se produce forzosamente a la muerte del causante, de formas que a falta de designación de herederos por éste, los designará la ley; el legado sólo se produce por voluntad del testador.
Consecuencias concretas de todo lo dicho, serán:

• el legado, a diferencia de la herencia, se adquiere sin aceptación.
• el legatario no tiene obligación de colacionar.
• el heredero/s o el albacea (si lo hay) son los facultados para entregar el legado al legatario.
• el legatario no puede promover el juicio de testamentaría (antes), hoy división judicial de la herencia.
• el legatario no ha de intervenir en la partición.
Axact

Miller Puma R.

Abogado Litigante, Docente Universitario de la Universidad San Agustin de Arequipa. Ex fiscal adjunto de la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios

Post A Comment: