viernes, 14 de noviembre de 2014

La Violencia Familiar


CONCEPTO: Cuando los actos de violencia ocurren en el seno de la familia, se emplean indistintamente expresiones como “violencia familiar”, “violencia en la familia” o “violencia doméstica”, en este supuesto las definiciones en el ámbito jurídico, contienen generalmente la descripción indispensable en términos de indicadores comprobables, así por ejemplo el Consejo de Europa considera violenta “toda acción u omisión cometida en el seno de la familia por uno de sus miembros, que menoscaba la vida o la integridad física o psíquica o incluso, la libertad de otro de los miembros de la misma familia que causa un serio
daño al desarrollo de su personalidad.

Las definiciones legales, cuando se regula el tema de la violencia familiar, incluyen no sólo la coacción física, sino también la psíquica. Igualmente en algunas leyes, conforman el concepto los actos de violencia sexual, la privación de la libertad o las amenazas de sufrir un daño. La violencia psicológica es denotada, a veces, en forma sumamente amplia. De este modo, en la ley de prevención e intervención con la violencia doméstica de Puerto Rico, este tipo de violencia es definida como “un patrón de conducta personal, limitación irrazonable al acceso y manejo de los bienes comunes, chantaje, aislamiento, privación de acceso a alimentación, descanso inadecuado o amenaza de privar de la custodia de los hijos”.

DEFINICION

El D.S. 006-97-JUS (TUO de la Ley de Protección contra la Violencia Familiar), define en su artículo segundo a la violencia familiar, como cualquier acción u omisión que cause daño físico o psicológico, maltrato sin lesión, inclusive la amenaza o coacción graves y/o reiteradas, así como la violencia sexual que se produzca entre: cónyuges, ex cónyuges, convivientes, ex convivientes, ascendientes, descendientes, parientes colaterales hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad. Incluyendo en dicha definición a personas no familiares como las que habitan en el mismo lugar, siempre que no medien relaciones contractuales o laborales, y las personan con quienes hayan procreado hijos en
común, independientemente de que convivan o no, al momento de producirse la violencia.

La norma no sólo se refiere a la acción que cause daño físico, sino también a la omisión que logre los resultados antes señalados en perjuicio de la víctima de maltrato, esta omisión se refiere a no hacer lo que ordena la ley; es decir debe de existir un deber de actuar señalado en la ley, para que dicha omisión se dé. El autor infringe una norma perceptiva y da lugar por este hecho a un resultado prohibido. Por ejemplo la madre que deja morir de hambre a un recién nacido, hay casos más leves como la falta de saludo o atención familiar frente a un accidente doméstico, que va generando en la víctima la pérdida de su autoestima.

CAUSAS DE LA VIOLENCIA

Sobre la naturaleza de la conducta agresiva, se ha esbozado en la psicología dos respuestas genéricas, la primera que dice que la agresión es innata y la segunda que señala que por el contrario se trata de una conducta aprendida.

- La agresión como conducta innata; sobre el particular existen dos enfoques relevantes, el psicoanalítico y el etológico. Con respecto al psicoanalítico, este propone que la agresión deriva del encausamiento del instinto destructivo de muerte lejos del individuo, dirigiéndolo a los demás; mientras que el enfoque etológico, considera que la agresión se funda en factores hereditarios, se halla generada por un instinto innato de lucha, esta posición afirma que eliminar por medio de la educación,
la urgencia interna a luchar, es sino imposible muy difícil; a lo que se contrapone la teoría del aprendizaje social, que dice que es un error la omisión indebida de os factores ambientales y la relación de estos con la conducta.

- La agresión como conducta aprendida; también tiene 2 enfoques, en primer lugar el modelo del impulso provocado, el cual sostiene que existe un componente de frustración que es el que ocasiona el componente agresivo y delictivo, al ocurrir una conducta agresiva, se presume siempre un hecho frustrante y a la inversa, la existencia de frustración conduce siempre a algún acto agresivo; por otro lado el modelo de aprendizaje social, sostiene que los comportamientos antisociales, agresivos y violentos dependían esencialmente más de un proceso de aprendizaje, que de cuestiones biológicas o hereditarias; la agresión no es una conducta innata, sino que responde al tipo de educación que va a impartirse en el grupo social y que se aprende por un mecanismo de imitación de modelos y por el reforzamiento positivo selectivo a la conducta violenta.

EFOQUE SOCIOLÓGICO

Al examinar las causas de la violencia producidas dentro del hogar familiar, debemos enfocar el problema de la crisis familiar en el Perú desde una perspectiva sociológica, que incluye tanto a los elementos integrantes del hogar familiar como de las instituciones sociales.

La violencia y su permanente presencia entre nosotros tienen múltiples causas que se relacionan entre
sí; la violencia física o psicológica lleva implícita una estructura de poder entre géneros que se refleja en las relaciones interpersonales de sus miembros, es una práctica consciente, orientada, elaborada, aprendida y legitimada por quienes se autoperciben con más poder que otros, con más derechos para intimidar, vigilar, controlar y agredir; en suma es un patrón aprendido de generación en generación.

Las causas de la violencia contra las mujeres en el espacio doméstico están directamente ligadas a los factores culturales y sociales que crean asimetrías entre hombres y mujeres; los patrones culturales de relación, socialización familiar, educación formal y los sistemas legales, definen las pautas de conducta aceptables para hombres y mujeres, las que son aprendidas desde la temprana edad y reforzadas a través de la presión de los padres, instituciones y medios de comunicación, a lo largo del siglo vital del ser humano.

De otro lado la socialización de hombres y mujeres, así como los patrones dominantes de feminidad y masculinidad, propician que los niños aprendan desde pequeños que los varones dominan y que la violencia es un medio aceptable para afirmar su poder y personalidad, en cambio a las niñas se les enseña a evitar y tolerar las agresiones; de otro lado las condiciones de vida y de trabajo provocan en el individuo un sentimiento de frustración que no se puede descargar en el lugar de trabajo, dicha agresividad se vuelca en el hogar sobre los
miembros de la familia.

Se desconoce el índice real de la violencia familiar, pues generalmente se identifican o priorizan sólo las agresiones que causan lesiones más graves, ya que la mayoría de las mujeres tienden a minimizar los actos de violencia de los que son víctimas; existen investigaciones que demuestran que una mujer en edad reproductiva tiene mayor probabilidad de ser lastimada, violada o asesinada por su esposo, compañero actual o anterior, que por otra persona.

SOLUCION PACIFICA DE CONFLICTOS

Ante esta problemática de violencia en el interior de las familias peruanas, la sociedad se plantea la forma de encontrar soluciones que disminuyan el alto índice de violencia a través de medios pacíficos, que sean rápidos y que impliquen un costo mínimo. La solución pacífica de los conflictos es un derecho adquirido por los ciudadanos y que surge como alternativa al ejercicio de la justicia privada o justicia ejercida por mano propia, así toda persona tiene derecho a tutela jurisdiccional y a un debido proceso.

La ley contra la violencia familiar surge como una norma que busca en su finalidad encausar algún brote de violencia surgido en el interior de un hogar, para a través de un proceso civil o aún antes de iniciarse éste, a través de la conciliación extrajudicial o fiscal se logre solucionar no el conflicto en sí, sino las causas o motivos que originaron dicha violencia; alcanzando con ella rapidez y economía a alcanzar estos derechos, que no son otros
que el derecho a la integridad física, a la paz y tranquilidad personal, a la salud familiar, a los alimentos, el derecho de visita, al alejamiento del futuro agresor, al ejercicio pleno de la patria potestad, etc.

MARCO LEGAL DE REPRESION A LA VIOLENCIA FAMILIAR

1) D.S 006-97-JUS TUO de la Ley Nº 26260 - Ley de Protección frente a la violencia familiar: La norma protege a la población de la violencia suscitada dentro del hogar familiar; mediante esta norma el Estado se ha propuesto luchar contra toda forma de violencia familiar, adoptando diversas medidas a fin de combatirla.

2) Normas constitucionales: No existe una norma constitucional que en la forma específica proteja a la familia frente a la violencia familiar, pero la norma constitucional en su artículo cuarto establece que “la comunidad y el Estado protegen especialmente al niño, al adolescente, a la madre y al anciano en situación de abandono. También protegen a la familia y promueven el matrimonio. Reconocen a estas últimas como institutos naturales y fundamentales de la sociedad”. La protección de la familia, tiene en uno de sus alcances a la protección frente a la violencia familiar, además el artículo 2 establece que toda persona tiene derecho a la vida, a su identidad, a su integridad física, moral, psíquica y a su libre desarrollo y bienestar.

3) Instrumentos internacionales: A nivel de legislación de carácter internacional que rigen en el Perú, con respeto al problema de la violencia
generada en el hogar, tenemos los siguientes instrumentos jurídicos; la Declaración de la Conferencia Mundial de los Derechos Humanos de Viena, que establece en el punto 3 del literal c) sobre igualdad de condición y los Derechos Humanos de la Mujer que es parte del capítulo II sobre la igualdad, dignidad y tolerancia, la Conferencia Mundial de 1993, manifestó la importancia de la labor destinada a eliminar la violencia contra la mujer en la vida pública y privada

Otro instrumento internacional es la Declaración sobre la Eliminación de la violencia contra la mujer adoptada por la Asamblea General de la ONU el 01 de diciembre de 1993, donde se defina de manera amplia la violencia contra la mujer, como el acto que incluye daño físico, sexual o psicológico, incluyendo a amenaza, coerción o arbitraria privación de la libertad que ocurra en el ámbito privado o público, se considera la violencia contra la mujer como una violación a los derechos humanos y exhorta a los Estados a fomentar políticas públicas para su erradicación.

Asimismo en la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, se reconoce la vigencia irrestricta de todos los derechos de la mujer y sanciona la violencia contra las mujeres como una grave violación de los derechos humanos, en su artículo 3 reconoce que la mujer tiene derecho a una vida libre de violencia.

Otra convención internacional es la regula los derechos de los niños, cuyo artículo
19 establece que los Estados partes adoptarán todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas apropiadas para proteger al niño contra toda forma de perjuicio o abandono físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual, mientras el niño se encuentro bajo custodia de sus padres, de su representante legal o de cualquier otra persona que lo tenga a su cargo.

Existen otras normas internacionales que sancionan la agresión física, psíquica, moral y sexual en el ámbito familiar, las que a su vez exigen al Perú adoptar –en materia de derechos humanos– medidas efectivas para garantizar que las mujeres pueden ejercer plenamente sus derechos, lo cual significa protección frente a las amenazas o empleo de la violencia en general y dentro de la familia. En este sentido, legislaciones como la del Código Penal de Suiza, en su artículo 239º sanciona con una pena no menor de uno ni mayor de tres años a la persona que maltrate física, psíquica y sexualmente a cualquier miembro de su núcleo familiar. El Código Penal alemán y argentino castiga penalmente a los que incurren en violencia familiar.  
La violencia doméstica en España se reguló en el Código Penal desde 1989, la cual ha sufrido importantes modificaciones en 1995, 1999, 2003 y con la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género dada en diciembre de 2004, busca tutelar y proteger penalmente a la mujer. 
El cambio
y/o modificación del ordenamiento penal sería para proteger penalmente a las mujeres víctimas de violencia doméstica, y que los agresores recapaciten y comprendan las graves consecuencias en el seno de la familia y por ende para la sociedad.  

4) Código de los Niños y Adolescentes (Ley 27337): Tiene por objeto cautelar al menos desde que nace, crece y se desarrolla a fin de que llegue a la edad adulta en la plenitud de sus posibilidades, regula su actividad moral y conflictual con la familia, la comunidad y el orden jurídico social. En este cuerpo normativo se regulan los derechos y libertades que tienen los niños y adolescentes, entre ellos se encuentra su integridad moral (artículo 4) “el niño y el adolescente tienen derecho a que se respete su integridad moral, psíquica, física y a su libre desarrollo y bienestar; no podrán ser sometidos a tortura, ni a trato cruel o degradante”.

5) Legislación sobre defensorías del Niño y del Adolescente: La defensoría del Niños y del Adolescente es un servicio del Sistema de Atención integral que funciona en los gobiernos locales, en las instituciones públicas y privadas y en organizaciones de la sociedad civil, cuya finalidad es promover y proteger los derechos que la legislación reconoce a los niños y adolescentes, tienen entre sus funciones, la de intervenir cuando se encuentren amenazados derechos de los niños y adolescentes, promover el fortalecimiento de los lazos familiares, para ello puede promover
conciliaciones extrajudiciales entre cónyuges, padres y familiares; brindar orientación multidisciplinaria a la familia para prevenir situaciones críticas y denunciar ante las autoridades competentes las faltas y delitos cometidos en agravio de los niños y adolescentes.

6) Conciliación extrajudicial: Cualquiera de las partes o ambas pueden conciliar extrajudicialmente sus asuntos relativos a la violencia familiar, siempre que éstos sean de libre disposición; es decir solamente se puede conciliar respecto los motivos o factores que generan la violencia, no se puede conciliar respecto a la intensidad de la misma; siendo nulo el acuerdo que implique renuncia de derechos o legitime los actos de violencia.

CICLO DE LA VIOLENCIA FAMILIAR

Las mujeres víctimas de violencia doméstica están sometidas a un ciclo que se repite constantemente; a partir de estudios realizados en víctima de violencia familiar, se ha concluido que dichas víctimas no son agredidas todo el tiempo ni de la misma manera, sino que existen fases para la agresión, que tienen variada duración y diferentes manifestaciones, este proceso es el llamado ciclo de la violencia.

Interrogantes sobre el ciclo de la violencia familiar: ¿Por qué la mujer agredida no deja a su agresor?, ¿Por qué no denuncia la agresión?, ¿Por qué, si se atreve a denunciar, posteriormente y en muchos casos, retira la denuncia?, ¿Cómo es que llegan a constituirse en víctimas?, entre otras.

Respuestas: Temor, dependencia,
deficiente protección legal, intimidación, confusión, falta de motivación para buscar ayuda o cambiar.

a) Fase I.- Aumento de la tensión. Su duración es indeterminada, ocurren incidentes de agresión menores (gritos, peleas pequeñas). La mujer trata de calmar al agresor, es condescendiente.

b) Fase II.- Incidente agudo de agresión. Puede durar de 2 a 24 horas; se producen descargas incontrolables de las tensiones que se han venido acumulando en la fase anterior.

c) Fase III.- Arrepentimiento y comportamiento cariñoso de parte del agresor. Esta es la fase que tiene mayor duración, aquí se produce la reconciliación con la pareja, sin embargo, este trato cordial y cariñoso, dura por lo general poco tiempo.
Compartir:

Páginas vistas en hoy

Archivo del Blog

Ultimas publicaciones

Articulo de hoy

Comparación entre sistema inquisitivo y el sistema acusatorio

Sistema inquisitivo En la historia del Derecho Procesal, encontramos dos sistemas importantes: El Acusatorio y el Inquisitivo que, con ...

Seguidores