martes, 22 de diciembre de 2015

Derechos y Obligaciones en el contrato de Fideicomiso


Derechos y obligaciones

1. DERECHOS DEL FIDEICOMITENTE.


a) Designar a la empresa fiduciaria y señalar cuales son los objetivos y destinos del fideicomiso

b) Exigir al fiduciario el cumplimiento de los encargos asumidos en el instrumento de constitución.

c) Ser titular de un derecho de crédito personal contra el fiduciario.

d) Convenir con el fiduciario la modificación o modificaciones que estime adecuadas al instrumento de constitución y aun la resolución del fideicomiso, salvo que con ello lesione derechos adquiridos. Estas facultades no podrán ejercitarse si en la constitución interviene el fideicomisario a titulo propio, salvo que preste su consentimiento.

Las modificaciones deberán ser hechas en la misma forma que el instrumento constitutivo, de acuerdo con el principio de unidad establecido por el art. 1413 del Cód. Civil.

e) Señalar los bienes, derechos y recursos identificables, así como integrar en el patrimonio del fideicomiso los bienes y derechos (art. 262 de la Ley).

f) Exigir los remanentes del patrimonio fideicometido al término del fideicomiso, salvo que de acuerdo con la finalidad de la transmisión fideicomisaria corresponda la entrega a los fideicomisarios o a otras personas.

El mismo derecho tendrán los causahabientes del fideicomitente.

g) Exigir el derecho de identificar y rescatar los bienes y derechos existentes que pertenezcan al patrimonio fideicometido, en caso de liquidación del fiduciario. Este derecho, por lo demás asiste a todos quienes tengan legítimo interés y puede ser ejercitado en cualquier estado del proceso. Asimismo, por el valor de los bienes, recursos líquidos y derechos perdidos o no identificabas del fideicomiso. El fideicomitente tiene sobre la masa, hasta por el importe de la responsabilidad del fiduciario, un crédito amparado con privilegio general de primer orden.

h) Puede revocar el fideicomiso, conforme a lo señalado en el inciso 9 del art. 269 de la Ley.

i) Reservarse derechos específicos, los que necesariamente deberán fijarse en el instrumento constitutivo.

j) Los demás derechos que consten en el instrumento constitutivo.

2. OBLIGACIONES DEL FIDEICOMITENTE.


a) Integrar en el patrimonio del fideicomiso los bienes y derechos señalados en el instrumento constitutivo, en el tiempo y lugar estipulados (art. 262 de la Ley).


b) Pagar al fiduciario la retribución convenida.


c) Rembolsar al fiduciario los gastos incurridos en la administración del fideicomiso.


d) Las demás que consten en el instrumento constitutivo.

3. DERECHOS DE LA EMPRESA FIDUCIARIA


a) Cobrar la retribución de sus servicios, de conformidad con lo estipulado en el instrumento constitutivo o en su defecto, una no mayor al uno por ciento del valor de mercado de los bienes fideicometidos. Por cierto que esto último nunca llega a producirse, dada la forma como están organizadas las empresas fiduciarias.


b) Resarcirse con recursos del fideicomiso de los gastos en que incurriese en la administración del patrimonio fideicometido y en la ejecución de su finalidad.

c) Designar por cada fideicomiso que reciba un factor fiduciario, quien asume personalmente su conducción, así como la responsabilidad por los actos, contratos y operaciones que se relacionen con dicho fideicomiso. Una misma persona puede ser factor de varios fideicomisos. Desde luego el factor seguramente será un funcionario del fiduciario y en todo caso el fiduciario será solidariamente responsable de los actos que respecto al fideicomiso, practiquen el factor y sus demás trabajadores.

Esta responsabilidad será la que contempla el Código Civil en sus artículos 1183 a 1204. La designación del factor tiene tanta importancia que la ley exige sea puesta en conocimiento de la Superintendencia de Banca y Seguros, la que puede disponer su remoción en cualquier tiempo pero por resolución fundamentada (art. 271 de la Ley). Al producirse la remoción el banco designará un nuevo factor. Hacemos presente que la designación del factor no sólo es un derecho sino también una obligación para el banco fiduciario.

d) Es un derecho y también una obligación del banco, designar una comisión administradora del fideicomiso, si la índole o el número de las operaciones, actos y contratos relativos a los bienes de un fideicomiso o que sean requeridos para el cumplimiento de su finalidad así lo justifican. Esta comisión está compuesta de no menos de tres ni más de siete miembros y reglamentará su funcionamiento y facultades, todo ello con sujeción a las regias contempladas en el instrumento constitutivo del fideicomiso. Nada dice la Ley sobre el posterior destino del factor pero en nuestra opinión cesará en sus funciones pues de otro modo se produciría una duplicidad no sólo innecesaria sino contraproducente.

e) En caso de ser necesario y por las mismas razones expuestas en el inciso anterior el banco fiduciario podrá contratar personal ad-hoc para cada fideicomiso. Este personal sólo puede ejercer sus derechos contra los bienes del respectivo fideicomiso y la vigencia de su relación laboral esta subordinada a la subsistencia del fideicomiso que determinó su empleo. Los contratos que se celebren deberán constar por escrito y serán aprobados por la autoridad administrativa de trabajo. Aun cuando no lo señale la Ley este personal estará directamente sujeto a la legislación laboral con el banco, el cual, desde luego, cargará tales gastos al fideicomiso (art. 272 de la Ley).


f) Efectuar las operaciones, actos, transacciones y contratos destinados a cumplir la finalidad del fideicomiso, para lo cual si tendrá facultades de disposición (ius abutendi).


g) Los demás que señale el instrumento constitutivo del fideicomiso.


4. OBLIGACIONES DE LA EMPRESA FIDUCIARIA.

a. Cuidar y administrar los bienes y derechos que constituyen el patrimonio fideicometido con la diligencia y dedicación de un ordenado comerciante y leal administrador. La Ley no precisa que se entiende por esta diligencia y a nuestro entender es la que tradicionalmente se conoce como la del buen padre de familia y se extendería al dolo, la culpa grave y la culpa leve. (art. 1318,1319, 1320.1321 Y 322 del Cód. Civil).


b. Defender el patrimonio del fideicomiso, preservándolo tanto de daños físicos cuanto de acciones judiciales o acciones extrajudiciales que pudieran afectar o mermar su integridad.


c. Proteger con pólizas de seguro los riesgos que corran los bienes fideicometidos, de acuerdo a lo pactado en el instrumento constitutivo.


d. Cumplir los encargos que constituyen la finalidad del fideicomiso, realizando para ello los actos, contratos, operaciones, inversiones o negocios que se requiera, con la misma diligencia que la propia empresa fiduciaria pone en sus asuntos.


e. Llevar el inventario y la contabilidad de cada fideicomiso, con arreglo a ley y cumplir sus obligaciones tributarias, sustantivas y formales.


f. Preparar balances y estados financieros de cada fideicomiso, cuando menos una vez al semestre, así como un informe o memoria anual. y poner tales documentos a disposición de los fideicomitentes y fideicomisarios, sin perjuicio de .su presentación a la Superintendencia de Banca y Seguros.


g. Guardar reserva respecto de las operaciones, actos, contratos, documentos e información que se relacionen con los fideicomisos, con los mismos alcances que la Ley establece para el secreto bancario.


h. Notificar a los fideicomisarios de la existencia de bienes y servicios disponibles a su favor, dentro del término de diez días de que el beneficio está expedito.


i. Devolver al fideicomitente o a sus causahabientes, al término del fideicomiso, los remanentes del patrimonio fideicometido, salvo que, atendida la finalidad de la transmisión fideicomisaria, corresponda la entrega a los fideicomisarios, o a otras personas.


j. Transmitir al nuevo fiduciario, en los casos de subrogación, los recursos, bienes y derechos del fideicomiso.


k. Rendir cuenta a los fideicomitentes y a la Superintendencia al término del fideicomiso o de su intervención en él.

Las obligaciones mencionadas están comprendidas en el art. 256 de la Ley.

Además conforme al art. 244 de la Ley, los herederos forzosos del fideicomitente pueden exigir la devolución de los bienes fideicometidos por su causante a titulo gratuito, en la parte que hubiera perjudicado la legitima. La empresa fiduciaria puede elegir los bienes que serán materia de devolución.

5. DERECHOS DEL FIDEICOMISARIO.


a. Recibir todas las prestaciones que le correspondan conforme al instrumento constitutivo.


b. Exigir al fideicomitente que integre en el patrimonio del fideicomiso los bienes que ofreció.


6. DERECHOS DE TERCEROS.

La Ley contempla también determinados derechos en favor de terceros. Vemos así que la acción de los acreedores para anular la transmisión fideicomisaria realizada con fraude caduca a los seis meses de publicado en el Diario Oficial, por tres días consecutivos un aviso que dé cuenta de la enajenación. En todo caso esa caducidad opera a los dos meses de la fecha en que el acreedor haya sido notificado personalmente de la constitución del fideicomiso (art. 245 de la Ley).

Otro caso es el de los herederos forzosos del fideicomitente, quienes pueden exigir la devolución de bienes enajenados por su causante a titulo de fideicomiso en la parte que hubiere perjudicado sus legítimas. El fiduciario tiene la facultad de elegir entre los bienes fideicometidos, aquellos que han de ser objeto de la devolución. Empero, puede el fideicomitente constituir en fideicomiso los bienes que toquen a la legitima de algunos de sus herederos menores o incapaces en beneficio de ellos mismos y mientras subsista la minoridad o la incapacidad (art. 244 de la Ley).

Señala la Ley en el mismo precepto (art. 244) que la prodigalidad se califica por el propio constituyente del fideicomiso. En este caso el fideicomiso dura hasta cinco años después del fallecimiento del causante, salvo que el presunto pródigo acredite ante el juez estar capacitado para administrar sus bienes, El fiduciario en todo caso debe atender al mantenimiento del menor o de! incapaz. con cargo a las rentas o frutos del fideicomiso.

Todo lo dispuesto anteriormente está relacionado con las normas sucesorias y de familia que sean pertinentes.
Compartir:

Páginas vistas en hoy

Archivo del Blog

Ultimas publicaciones

Articulo de hoy

Comparación entre sistema inquisitivo y el sistema acusatorio

Sistema inquisitivo En la historia del Derecho Procesal, encontramos dos sistemas importantes: El Acusatorio y el Inquisitivo que, con ...

Seguidores